jueves, noviembre 17, 2011

El azufaifo, pisoteado y maltratado

Texto del escrito de Isabel Lacruz Bassols al alcalde Trias



Foto: I.N. El azufaifo, cuando aún estaba indemne, a punto de ser sacrificado por el ayuntamiento, 2011
MH Sr. Xavier i Trias Vidal de Llobatera
Alcalde de Barcelona
Isabel LACRUZ BASSOLS
EXPONE:

Esta mañana,  17.11.11, he llamado a la Guardia Urbana para denunciar del trato que está recibiendo el azufaifo bicentenario de la calle Arimón 7 debido a una Obra municipal que está contraviniendo las propias ordenanzas del Ayuntamiento: una obra atroz, desproporcionada a la anchura de la calle,  letal para el azufaifo,  y especulativa ( unas oficinas municipales innecesarias en este solar del mejor ejemplar de azufaifo de Barcelona),  que se está llevando a cabo pegada el árbol, catalogado de interés local (BICL) en 2007 gracias a la lucha vecinal por su preservación.
También he denunciado la invasión y corte - que han resultado carecer de autorización- de la calle Berlinés esquina Arimón, por un camión cimentadora que impide el paso de los vecinos, invade la acera, y supone un ruido de motor ensordecedor todo el día, que impide vivir y trabajar en casa.
Se ha personado la Guardia Urbana ( patrulla nº de identificación Q 403, agentes nº 21928 y nº24849) y, en presencia de los amigos defensores del azufaifo, vecinos del barrio y abogados Inma Suárez Barral y Borja de Querol, así como de mí misma,  ha levantado 2 actas:
- Acta nº LA24849, relativa al bloqueo de la calle Berlinès y contaminación acústica: la obra carece de permiso para cortar la calle, como estaba haciendo, y bloquear el paso con una camión-cimentadora que invade la acera y cuyo ruido de motor es ensordecer y permanente. Además deberían estar expuestos a la ciudadanía todos los documentos relativos a los permisos pertinentes, y no lo están.
He oído también que hablaban de un aspecto de un seguro, del que la obra, al parecer, carece.
Los agentes han entrado en un local o bajos sito en el nº 12 de Arimón, que ha sido hasta hace poco una una tienda, y que ahora exhibe un cartel de “Se Alquila”: resulta que este local está siendo utilizado por los de la obra como oficina-cuartel general para su actividad infractora. La Urbana ha estado ahí dentro 40 minutos con dos individuos con casco de obra que previamente, interpelados por mí, habían negado tener nada que ver con la obra; sin embargo, cuando han comparecido los agentes municipales, ¡¡ han resultado ser el responsable y encargado de la misma !!
- Acta nº LA16328, relativa a la inspección ocular efectuada por la propia Guardia Urbana del tronco, ramas y entorno del azufaifo, y por la que se han constatado diversas infracciones. Según los agentes, en efecto, se detecta la presencia de productos químicos (cemento, pintura, colas, plásticos etc.) y sacos adosados al tronco; la construcción (andamios, etc.) está tocando las ramas del azufaifo.
El árbol carece además de la protección de madera de 1,20-1,80 metros de altura como mínimo, exigible según el punto 7 del decálogo de la Normativa municipal general de protección del arbolado durante la realización de obras. No digamos ya cuando afecta, como es el caso, a un ejemplar que debería estar especialmente protegido, como es el azufaifo de la calle Arimón.
La constatación de la Urbana de que HOY la obra está tocando las ramas se produce a pesar de que EN LOS ÚLTIMOS TRES O CUATRO DÍAS han sido salvajemente cortados muchos de los extremos de ramas del árbol por los propios albañiles, porque molestaban. La vecina y escritora Isabel  Núñez y yo estuvimos sacando unas fotos, al atardecer, hace 4 días, en las que se ven ramas grandes del azufaifo machacadas,  por el suelo,  y algunas aprisionadas entre los hierros de la obra.  
Ya sabemos que el árbol no sobrevivirá a la agresión que ha supuesto excavarle el subsuelo (la casa de los años 40 que había antes no tenía subsuelo) y realizar bajo tierra un encofrado de cemento por el único lado por el que aún podían ser viables sus raíces. Nos hemos reservado y seguimos reservando todos los derechos ejercibles frente a laresponsabilitat o conducta tipificada per l’article 323 del codi penal, que qualifica com a delicte el produir danys en bens d’interès cultural i una pena de presó d’un a tres anys, a banda de la responsabilitat civil adient per danys i perjudicis.  I la responsabilitat patrimonial de l’article 145 de la  llei de règim jurídic de les administracions públiques  i del procediment administratiu comú 30/1992 de 26 de novembre extensives als funcionaris actuants”.
Pero el incumplimiento reiterado de la propia normativa municipal sobre “Protección de elementos vegetales durante la realización de Obras”, concretamente de la ordenanza sobre Obras e Instalaciones en el dominio Público Municipal (artículo 63, de la Protección del Arbolado) es un insulto a la inteligencia y a la buena fe de los vecinos y ciudadanos, que no podemos aceptar.  
Por todo lo cual,
RUEGO, AL M.H. SR. ALCALDE DE DE BARCELONA:
A) QUE disponga y ordene con carácter urgente lo necesario para hacer cumplir la normativa municipal en la materia a fin de que cese el daño irreversible que se está causando a día de hoy al azufaifo de la calle Arimón, 7 (BICL);
B) QUE acceda asimismo contestar a los escritos (instancias) presentadas por la abajo firmante y otros en fechas 30.06.2011 y 7.07.2011 sobre el particular.
Barcelona, jueves 17 de noviembre de 2011
   
Atentamente, Isabel LACRUZ BASSOLS

  

2 comentarios:

Eva Huarte dijo...

Muy bien!! Ya se veía venir y lo comentamos en su día cuando emmpezaron con las obras, que como siempre ocurre en Barcelona, nunca acaban si no es por motivos olímpicos, y de cualquier manera.
Lo matarían, les importa un bledo, sólo adoran el cemento=dinero. Y encima, son "okupas"!! A ver si de una vez se hace caso a la denuncia. No tienen vergüenza ni escrúpulos ni por supuesto el más mínimo respeto a las personas ni a los árboles que representan oxígeno y la vida, belleza incluída. Y más éste azufaifo patrimonial. Quizá no saben que también tiene un valor económico, seguro que lo protegerían.

Belnu dijo...

Tienes razón, Eva, no saben. En todo caso, ellos van al valor a corto plazo, les da igual destrozar incluso la ciudad para el negocio del turismo, que pronto no quiera venir ya nadie cuando todo sean zanjas y cemento y aire pestilente, no les importa, sólo quieren llenar la barriga, el coche y el saco deprisa, llevarse su dinero fuera, y como son mutantes tampoco necesitan respirar sin tubo de escape