martes, noviembre 13, 2007

República, monarquía y desmemoria

Ilustración: Caravaggio, detalle de Judith y Holofernes
No comprendo por qué Carlos Fuentes se ha unido a los instigadores del mito de que el rey Juan Carlos apoyó la democracia en el 23 F. Tampoco comprendo que los que vivían en este país en aquel momento, entre los que me incluyo, y tenían uso de razón, no recuerden que el rey se sumió en el silencio, que tardó muchas horas en pronunciarse, y que sólo cuando estuvo claro que los golpistas habían sido derrotados, salió a defender la democracia. No lo he dicho sólo yo, lo dijo Norman Birnbaun en El País, aunque no puedo encontrar el link.
No simpatizo con Chávez ni con sus maneras, pero no tengo ningún motivo para creer que su acusación a ciertos empresarios españoles de colaborar con el golpe contra él sea incierta. Nada detuvo a una importante compañía telefónica que financió un golpe de Estado mucho más terrible y que sí tuvo éxito: el de Pinochet a Allende, con todos sus muertos, torturados, desaparecidos y la destrucción del país. No creo en la bondad de las grandes corporaciones ni en su respeto a la democracia. He sabido de las hazañas de Repsol y otros empresarios españoles en Argentina, en un documental muy necesario.
Tampoco me parece bien que el rey hiciera callarse a Chávez porque nadie ha elegido al rey, y en cambio Chávez ha sido elegido por la mayoría en su país, y mal que le pese al rey, debería respetarlo. En cambio, sí pareció correcta y medida la actitud de Zapatero.
No soy monárquica, sino republicana, y me parece injusto que no se haya celebrado un referéndum para decidir si queríamos monarquía o república. Heredamos esa institución del régimen franquista, y antes de eso, en este país habíamos echado a los borbones. Los americanos, que reparten reyes por todas partes, se encargaron de financiar la operación juancarlista. ¿Y de qué nos sirve la monarquía, excepto para gastar dinero a espuertas? Además, no es una monarquía transparente, ni controlada por el Parlamento, como en Reino Unido, ni con tradición y arraigo popular, y por una razón que desconozco, va unida a una censura injustificable en un país supuestamente democrático (pero con muchas maneras, desigualdades y privilegios heredados de la dictadura). Esa censura empieza a romperse tímidamente desde hace unos meses y que abre la vía al saludable y necesario debate, a la crítica.

20 comentarios:

Miroslav Panciutti dijo...

Isabel, por Dios ... Naturalmente que nuestro monarca defendió la democracia esa infausta tarde - noche. Verdad es que tardó un poquillo en manifestar su inquebrantable posición democrática pero es porque estuvo muy ocupado tratando de convencer a los malvados militares para que volviesen a los cuarteles. Conozco, no vayas a creer, esos infundios sobre que Armada estaba de acuerdo con él, que era como el Primo de su abuelo; pero no son sino rencorosos bulos de los que todavía no admitís que si hay democracia en España es gracias al callado y sacrificado trabajo del Rey, qDg.

Eso de que nos fue impuesto por Franco es, por otra parte, una burda simplificación que olvida su escrupulosa doble legitimación posterior: tanto democrática a través de las Cortes Constituyentes y la posterior ratificación de la Carta Magna, como dinástica, por obra de la generosa abdicación de quien fue hijo y padre de rey, pero no quiso serlo por el sagrado bien de la Patria. Supongo que no habrías deseado un plebiscito al estilo italiano.

En cuanto al incidente con Chávez, el Rey estuvo estupendo, recuperando gallardamente el viejo honor de nuestros tercios del Siglo de Oro y dejando claro a nuestras antiguas colonias que no se nos debe perder el respeto. ¿Que Repsol o Telefónica han podido cometer algún ligero abuso en ese continente? Seguro que no más que los que hasta ahora han cometido las multinacionales yanquis. Ya va siendo hora, y creo que el Rey lo entiende perfectamente y presta su apoyo en ese sentido, de que nos dejemos de blandenguerías y defendamos los intereses económicos españoles desde la política exterior.

Y acabas preguntándote que de qué nos sirve la monarquía. Pues mujer, parece mentira. En la Monarquía, como en la religión católica y en la honra innegociable, radican las esencias de nuestra identidad como Pueblo. Recordar a estas alturas algo tan metafísicamente antiespañol como la República. A dónde vamos a ir a parar.

zbelnu dijo...

Yo no conozco esos infundios, pero conozco curiosamente a un implicado en el 23F. Yo sé de que hablo, vivía aquí, estaba pendiente de ver qué pasaba para hacer las maletas e irme a Francia como fuese (entonces era más joven y energética, habría trabajado de lo que fuera, o eso pensaba yo). Y recuerdo mi sorpresa...
Por lo demás, como te dije, sigo creyendo que la República fue el único periodo luminoso en una historia negra.
Te burlas, pero también hablas en serio? Aunque la monarquía se constitucionalizara, nunca fue aprobada por los españoles. Ni tiene el arraigo popular de la británica (esa reina madre quedándose con la gente en el Londres bombardeado, etc), ni lo tendrá. Ellos hacen sus negocios (los del rey son vergonzantes, aunque la censura no los saque a la luz aún) y viven a cuerpo de rey, en un país donde lo social, la educación, etc. tiene la inversión más baja de Europa. Lee a Vicenç Navarro!
A la última parte no contesto puesto que tu ironía es obvia...

Miroslav Panciutti dijo...

Sí, pretendí que la ironía fuera obvia, y no sólo en el último párrafo. Y es que, tu entrada me parecía tan de perogrullo, cada una de tus afirmaciones tan verdaderas que, salvo ironizar ridiculizando las rancias tesis del oficialismo bien pensante, no se me ocurría otro comentario que asentir. Perdona si acaso te he hecho dudar (¿también hablas en serio?). Un beso.

Miroslav Panciutti dijo...

Sí, pretendí que la ironía fuera obvia, y no sólo en el último párrafo. Y es que, tu entrada me parecía tan de perogrullo, cada una de tus afirmaciones tan verdaderas que, salvo ironizar ridiculizando las rancias tesis del oficialismo bien pensante, no se me ocurría otro comentario que asentir. Perdona si acaso te he hecho dudar (¿también hablas en serio?). Un beso.

zbelnu dijo...

Ja ja, es que yo soy muy "juanita", no sé si es despiste, lentitud, o inocencia real, pero así es...

zbelnu dijo...

Pero gracias por la aclaración!

civisliberum dijo...

Nos guste o no Juan Carlos I tiene apoyo popular, aunque fuese designado por Franco, con el vino la democracia, instigada por el o por alguna/as potencias extrajeras. Otra cosa será su hijo, que está por ver si es aceptado por la gente, ya que la monarquía no está claro que esté asentada en España.
Tampoco en otros paises la monarquía goza de prestigio e infalibilidad, casos de familias reales nordicas, belgas, británicas, etc. con lo que me inclino a pensar que el fin de la institución esta cercano.
Personalmente me inclino por un Jefe de Estado único europeo, así nos vacunariamos de pateticos presidentes polacos y otros personajes que pululan por estos lares.
Por otra parte choca con la democracia y la libertad de expresión, las sentencias que aparecen sobre las supuestas injurias al Rey de dibujantes y las probablemente se daran a los adolescentes que queman fotocopias de fotos. En cambio nadie juzga a locutores ultras que propugnan echarlo del trono o presidentas de CCAA que defienden a estos locutores ultras, ni alcaldesas de Valencia que queman fallas con las figuras reales.

zbelnu dijo...

Sólo estoy de acuerdo en loq ue dices al final.
Por lo que dicen los expertos, en españa la monarquía produce indiferencia, no apoyo popular. En Inglaterra es una institución muy aceptada y arraigada, y la actuación de la reina en la segunda guerra mundial contribuyó a eso. Las monarquías europeas son más transparentes, están controladas y no tienen censura.

Júlia dijo...

Sí, pero incluso en Inglaterra la monarquía ya no es lo que era ni lo que fue y también se cuestiona. La monarquía fue fruto de un pacto transicional con muchas sombras y también el 23F está envuelto en niebla. No creo que nunca lleguemos a saberlo todo. Sobre la República, fue luminosa su proclamación pero al día siguiente ya estaban todos conspirando, en aquella época difícil y violenta, para no dejarla respirar, hasta que pasó lo que pasó.

zbelnu dijo...

Pese a todo, no es lo mismo una monarquía controlada por el Parlamento que una que parece emanada de dios y sin límites. Suerte que Anasagasti hace preguntas y les dedica su ironía...

zbelnu dijo...

Y por otra parte, entiendo lo que dices de esa otra españa, negra, feudal, eclesiástica y militar conspirativa, la de siempre, la que definió machado que habría de halarnos el corazón. Pero pese a todo, en la República se invirtió más en enseñanza, se hicieron más escuelas y bibliotecas que nunca, y se atrajo a la Universidad a los mejores y más vivos intelectuales, investigadores, artistas, escritores, etc. Nunca más ha ocurrido eso aquí, y sí en otros lugares. El espíritu de ese tiempo, el Zeitgeist es lo que deberíamos tener in mente.

frikosal dijo...

Dices que de joven eras más enérgica, pero ahora ya lo eres mucho. Por que para hablar de política en un blog hay que tener mucho temple. Yo desde luego no lo tengo, y eso me obliga a mantenerme al margen de estas discusiones.

Quisiera decir que yo también fui republicano (en realidad, si soy algo, no es republicano, fui republicano táctico pero ese no es mi ideal).

Pero un día observé que de ser este país una república con mandatos de ocho años, muy probablemente el presidente sería el de antes, ese caballero del bigote del que hablaban el presidente y el Rey (no quiero escribir su nombre).

Así de triste es. Ni mi utópico ideal ni siquiera la simple república. Si no se ponen de acuerdo ni en elegir los jueces, no puede haber república. Aquí y ahora, si es que este país es estable, (que creo que no, por que son por lo menos dos en uno, y mal avenidos) la única solución es la monarquía. I'm sorry.

Por cierto, me salgo del tema, acabo de hablar con un profesor de secundaria obligatoria, en uno de tantos ghetos. De los 30 niños solamente le van 14 a clase, y de esos solamente uno nació aquí. Lo que ocurrió en Francia va a ser cosa de risa comparado con lo que nos espera cuando la crisis apriete.

zbelnu dijo...

Tú también eres enérgico, Frikosal, para resistir así a las teleoperadoras!!! Y eso también es política.
En efecto, la españa negra sigue siendo recalcitrante y fuerte, y no se deja arrebatar sus privilegios. Y por otra parte, la nueva pobreza, la inmigración, aquí con mucha menos ayuda social que en Francia.
Todo está equivocado, pero aún así, en el pesimismo absoluto y las esperanzas de cambiar las cosas, la pequeña resistencia o la idea de que no hay nada que hacer hay grados, y esos grados dependen de un ingrediente personal, un indicio de ánimos más profundos. Para ellos, hace falta cuidados, luz solar, etc...

Anónimo dijo...

Hola a todos, yo no manejo el lenguaje tan estupendamente como vosotros,por lo que os pido disculpas de antemano.
Mi opinión y partiendo de la base que no soy Monárquica es la siguiente:
Pienso que si, que el Rey ( un mal menor) sí dio la cara en el 23 f, y ha estado a la altura en estos años, y estoy de acuerdo también en que fue legítmado a traves de las Cortes constituyentes, etc, pienso , que fue bueno para nuestra entrada en la Democracia tras años de dictadura feroz.
Ahora bien, también es cierto que ha llegado la hora de preguntarle al pueblo en Referendum, si quiere o no monarquía.
Por otra parte, en el incidente con Chavez, no me gustó el rey. Creo que una Monarquía no puede permitirse el lujo de saltarse el protocolo, podía haber llamado al órden a Chavez(para mi un dictador, elegido, pero dictador. También fue elegido, Hitler y así fue...), de cualquier otra forma, pero NUNCA desde su misma posición. Mal estuvo el Borbón , muy mal.
Zapatero , tampoco me convenció:inseguro, titubente, sin garra y átono.
En fin,resumiendo, una desencantada política, que se pregunta: y mi izquierda, donde está?
Saludos!!
P/S Cómo podeis comprobar mi lenguaje es llano, directo y poco erudito.
Jazzy

zbelnu dijo...

Tu lenguaje está perfectamente, y aquí estamos en terreno coloquial y espontáneo!
Ahora bien, aunque aquí se ha creado el mito de que el rey apoyó la democracia en el 23F, y sólo Goytisolo, Norman Birnbaum y no sé si los del PNV han podido decir sin censura la verdad, esa verdad es (y yo estaba aquí, a punto de hacer las maletas si triunfaba el 23F) que el rey tardó mucho en salir y que sólo salió a defender la democracia cuando se supo que los insurrectos estaban ya vencidos y controlados. Nosotros estábamos sorprendidos de que no saliera. De hecho, además de mi memoria de aquel día, yo sé de buena tinta que el rey esperó a ver quién ganaba, te lo aseguro.
Así que ese argumento no sirve.
Y no necesitábamos al rey para nada, esa fue una idea de los americanos y rescataron a un borbón arruinado, que había disparado (accidentalmente) a su hermano primogénito y que había aceptado el franquismo (no como su padre)...

zbelnu dijo...

A mí me pareció en cambio correcto Zp en esa reunión, dijo lo que había que decir, que él no congeniaba con Aznar, pero que a Aznar le habían elegido los ciudadanos... con esa frase, además, sin darse cuenta, desautorizaba al rey, nunca elegido...

Anónimo dijo...

Me olvidé lo referente a la censura,precipitada que es una. Obviamente, ya les toca!.Qué mas quisieramos que nuestra Monarquía se pareciera o pareciese a la británica.

Por otra parte, me resulta incomprensible lo sucedido con el jueves, y que por el contrario se pueda permitir la apología nazi de este señor que ha llegado a España y concretamente,también a Barcelona a dar una serie de charlas o conferencias xenófobas ( ex miembro del ku-klux-klan, ahí es nada), ante una juventud vulnerabilísima.
De vergüenza ajena!!
Saludos y disculpad mi énfasis, soy apasionada :-)
jazzy

zbelnu dijo...

Tienes toda la razón, Jazzy! Y en cuanto al énfasis, yo también soy vehemente...

AqUÍstOYyO dijo...

Zbelnu,
pasaba por aquí con la curiosidad de ver la cara de asco de Judith, tal cual la pintó Caravaggio, y así poder contrastarla con la cara de saña de la Judith de Artemisa Gentileschi y me he topado con esta interesante discusión política que os ocupaba en noviembre.
No puedo resistirme. Tengo que comentarte que yo viví lo mismo que tú. Recuerdo perfectamente ese día -estaba yo en la facultad de Geografía e Historia de la Complutense cuando recibimos las primeras noticias- Y también recuerdo como estuvimos esperando que el rey se pronunciara y lo que tardó en hacerlo cuando ya todo estaba resuelto. También yo pensé en largarme. Más que nada para quitarme el bochornazo de haber pasado por un golpe de estado en Europa a finales del siglo XX.
En fin, que felicitaciones por tu blog (lo cotillearé a partir de ahora con atención) y por tu energía. Necesitamos gente como tú.
Un saludo.

zbelnu dijo...

Es una suerte que algunos nos acordemos porque la gran mayoría de gente ha perdido la memoria!