jueves, noviembre 08, 2007

Contra la medicalización de la infancia

Otro poderoso mercado que en este país no se contiene ni regula suficientemente es el de los laboratorios farmacéuticos. Una fundación de psicoanalistas y profesionales de la salud mental ha lanzado la Plataforma contra la medicalización de la infancia, explicando los perjuicios terribles que los fármacos producen en los niños, ahora que se les administra Prozac, estimulantes anfetamínicos a los etiquetados "hiperactivos", etc.
Para paliar la angustia, en lugar de hablar, jugar, escuchar, interpretar, se intenta dormir y hacer callar a esos niños, aún al precio de dañarles para siempre. El otro día hablé de esto en mi otro blog.
Por suerte, aún quedan profesionales que luchan para detenerlo.
Luego nos "protegen" contra el tabaco, mientras nos exponen a la contaminación, el ruido, las sustancias tóxicas en la construcción y los fármacos, que sólo son drogas legales. Lo dijo Dante Bertini el otro día: algunos, en vez de médicos, tienen camellos legales. Esos médicos que aceptan las gratificaciones de los laboratorios. Esos políticos que dan entrada a medicamentos sin vigilar sus efectos ni encargar estudios independientes.
Hoy sólo quiero hacerme eco de esa Plataforma y aludir a un libro necesario, donde se explica que la clasificación de los trastornos mentales es artificial y se dirige al consumo de fármacos, es decir, se inventan trastornos o se etiquetan como tales los síntomas para comercializar fármacos. Y como triste demostración de que si nadie lo detiene, ese mercado avanza sin escrúpulos, en Estados Unidos acaban de autorizar el Prozac para niños.

6 comentarios:

civisliberum dijo...

Además de estar de acuerdo con todo lo que expones en este post y después de llevar cierto tiempo leyendo tus interesantes blogs, observo una gran diferencia de entradas entre tu blog CRUCIGRAMA y este de polis.
Es dificil comprender la diferencia en la participación de los lectores entre uno u otro, entre uno quizás más literario o si quieres denominarlo dentro del buen sentido de la palabra más mundano y otro más ciudadano, realista, comprometido y cercano.
Leyendo las entradas que se hacen en tus blogs se ve que el nivel de la gente es culta e ilustrada, pero esa considerable inclinación hacia uno de los blogs es de dificil compresión para mi.
Por otra parte, en mi blog suelo tener una media de 10 comentarios (entre los mios y de los visitantes), excepto en una ocasión que trate, con foto incluida, de un señor que se pasea desnudo por BCN y cuadruplique las entradas.

zbelnu dijo...

Es verdad, yo también me he fijado. Por lo visto la polis no interesa tanto... Tal vez hice mal en separarlos, pero quería poder mantener un discurso más ciudadano sin mezclar mis fotos ni mi cotidianeidad con ello. A veces se me mezclan de todas formas porque en mi cabeza no está tan separado. No sé por qué es, también puede ser que Polis es un blog más joven, empezó más tarde. Ya me fijé en lo de tu hombre desnudo, qué curioso, yo también lo comenté...

Júlia dijo...

Es preocupante lo que comentas, en la escuela lo vivo de cerca. Todo parece que se pueda arreglar con medicamentos, hay muchos intereses de por medio, la clase médica precisa de un examen de conciencia a fondo, ay, si se hiciesen públicos datos de laboratorios, visitadores médicos, congresos innecesarios como pago 'a', me consta que hay muchos médicos incómodos con todo eso pero parece que el corporativismo evita la crítica. Medicinas para los niños, medicinas para los viejos, como podemos 'salvarnos' de esa dictadura?

zbelnu dijo...

Lo que dices es exacto, Júlia, un examen de conciencia a fondo de la clase médica, en efecto. Se quebranta el juramento hipocrático y me alegra saber que algunos se sienten incómodos con esto (queda algún médico ético). Nunca he entendido por qué el corporativismo es tan absoluto en ese cuerpo. Hasta dónde tendrán que llegar los estragos para que algunos de ellos reaccionen?

treehugger dijo...

Que gran tema. Acabamos de comprar How to rise a child in spite of your doctor del doctor Mendelsohn. 100% recomendable a cualquier padre que lea esta entrada.

La industria farmaceutica... como legislar para que esos millardos de dolares destinados a como paliar enfermedades se destinen a como erradicar enfermedades? cuanto dinero y esfuerzo malgastado!

-th

zbelnu dijo...

Efectivamente, dinero malgastado, pero no sólo eso, en el fondo, es una manera de conformar a la gente, doparla como predijo Aldous Huxley en Un mundo feliz, una forma de controlarnos, de convertirnos en ciudadanos embotados, mucha tele, comida basura y medicamentos-droga...