domingo, octubre 07, 2007

Cultura, rectificaciones, rigidez, prensa

Foto: I.N. Cuervo encapuchado en una plaza de Belgrado, 2007 (Por cierto, el tamaño de las personas y los árboles de una simple plaza muestran la diferencia entre el patrimonio arbóreo de cualquier ciudad europea y Barcelona, aunque luego nuestros políticos afirmen la falacia de que Barcelona es la ciudad de Europa con más árboles... nuestros árboles son ramitas comparados con los suyos...)
Parece que Catalunya Ràdio ha pedido disculpas a Cristina Peri Rossi y le ha ofrecido que vuelva a la radio. La escritora ha dicho que esta vez preferiría que le especificaran las condiciones por escrito (la otra vez no hubo contrato y se la quitaron de encima sin más). Al menos han rectificado. En cambio, para la Feria de Francfort, no hay arreglo posible. Jordi Pujol insiste en que lo natural era que sólo acudieran los escritores en lengua catalana, pero en el propio Francfort no se entiende lo que está ocurriendo. Después de la India, que estuvo presente con su veintena de idiomas oficiales (donde sólo excluyeron a los que escribían en inglés), el público buscará en vano a los escritores catalanes en lengua castellana. Todo quedará sectario y empobrecido, y gracias a esa falta de flexibilidad, a esa incapacidad de negociar y dialogar y a esa cerrazón, muchos escritores importantes, que deberían estar ahí, se han autoexcluido.
Siempre es bueno leer cómo nos perciben y nos relatan otros. Sobre todo, en lugares donde la reflexión y el debate son cotidianos, no como este país, donde a la gente, como a nuestros políticos, les cuesta debatir sin descalificar y ofender en primer lugar. Se acusa antes de reflexionar. Muchos se sitúan en una posición de righteousness, de arrogante posesión de la verdad, sin advertir que resulta ridícula desde fuera. Aquí se habla de la discusión que hemos suscitado en Francfort. Y en Le Monde, se habla del affaire Peri Rossi.
Hace poco, dos escritores serbios discutían que, precisamente por los prejuicios ideológicos y la rigidez de la comunidad de escritores de la antigua Yugoslavia, teniendo a muchos de ellos establecidos y publicando en ciudades de otras partes del mundo, no podían aprovechar para consolidar la presencia de su literatura en el mundo. Uno de ellos argumentaba que, por encima de nacionalidades y discusiones ideológicas, debería prevalecer el criterio de la buena literatura, pero no es así. Y eso endurece el aislamiento y la fragmentación. Aquí, sin un conflicto bélico tan cercano como el de ellos, estamos en las mismas.
Por cierto, como no puedo corregir la sección comentarios, aclaro aquí que cuando dije Monzó, quería decir Sergi Pàmies, quien declaró en COM.Ràdio que no podía decir su opinión sobre el affair Frankfurt porque si la decía, le mandarían a los Mossos.
Dicho esto, otras dos o tres cosas llaman mi atención en la prensa de hoy, una, que por una vez estoy de acuerdo con Vargas Llosa y es en el asunto del velo. También Ramoneda habla de ello. Creo que la laicidad en la escuela es el fallo de este país y nos toparemos con ella cada vez que queramos plantearnos el asunto del velo islámico. El relativismo cultural no puede cegarnos ante los derechos de las mujeres, pero deberíamos eliminar también los crucifijos e imágenes de las escuelas. Insisto en mi idea de siempre. En este país, el fascismo nunca fue derrotado y cualquier intento que implique desafiar sus privilegios y territorios de poder o patrimonio incautado por la fuerza, cualquier intento de condenar el régimen anterior de forma clara se estrella contra esa derecha arrogante y antidemocrática que aún manda.
Abel Ramon Vidal, joven escritor bibliófilo y vecino del azufaifo, ha escrito sobre nuestro ginjoler en una publicación electrónica (apartat social "El ginjoler del carrer Arimón").
Y el resto es literatura. No se pierdan el artículo de Vila-Matas sobre Sophie Calle.

15 comentarios:

civisliberum dijo...

Creo que el problema es que no se entiende el termino de laicidad, mucha gente lo usa exclusivamente cuando le conviene.
Personalmente creo que no se debería dejar entrar en clase a niñas con la cabeza cubierta por motivos religiosos, pero me preocupa que el PP y la rancia derecha catolica esté también de acuerdo, pero que exija crucifijos en las clases.
En Italia esta rigurosamente prohibido, al igual que los habitos de las monjas.

zbelnu dijo...

Cuando tenga más tiempo, yo también me voy a hacer apóstata, para que no me cuenten entre los católicos por ser bautizada...

toni.b dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
zbelnu dijo...

Franquista? Homogeneizador? Podría darle la vuelta y reenviarte esos apelativos injustos. No sé por qué es tan difícil para algunos disentir sin ser ofensivos ni descalificar con tanta alegría y tan escaso rigor. ¿por qué no disentir sin insultar?
¿Es homogeneizador que en representación de una cultura vayan los que escriben en las dos lenguas? Aceptar que existe el bilingüismo? Eso no tiene nada que ver con el franquismo, que fue una dictadura y sangrienta. Y ya puestos, ¿no es homogeneizador es lo que tú defiendes, una sola lengua como representante de una cultura? Y lo de que hay gente que escribe en francés y en italiano es tan demagógico... Seguramente, el mismo número que en castellano, ¿no? Sólo te falta decir que escribir en castellano es reaccionario, o algo así. ¿Crees que si gente como Quim Monzó, que escribe en catalán, o Juan Marsé. que escribe en castellano, se han negado a ir a Frankfurt es porque son franquistas?
En fin, me parece que deberías pensar antes lo que dices.

toni.b dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
zbelnu dijo...

Sigo pensando que la alusión al franquismo es muy venenosa y que tu comentario no era de simple disensión, sino agresivo, pero en fin, así lo percibo yo.
Creo que te contradices: con tu posición no hay consenso posible.
Una cosa es la lengua y otra la cultura.
Yo siempre he defendido que se apoyara a la lengua catalana porque estaba en una situación más difícil. La aprendí y puedo escribirla bien, sin errores, no todo el mundo hace ese esfuerzo ni puede decir lo mismo. Superé las oposiciones a traducción al catalán de tv3 en un tiempo en que era muy duro.
Siempre he apoyado esa causa, aquí y en Madrid. Y nunca he sido franquista, sino todo lo contrario, me arriesgué bastante durante el franquismo, precisamente para que hubiese democracia y una cultura libre, no todos pueden decir lo mismo.
Nunca he pretendido homogeneizar nada.
Me parece triste que cuando se invita a una cultura, haya que dar esa imagen sectaria, repito, sin consenso, con tantos escritores autoexcluidos y tantos editores disgustados y sin acuerdo. Y en Frankfurt, los organizadores están perplejos y comparan con la India, que tiene 32 lenguas y con ellas acudió.

toni.b dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
zbelnu dijo...

Me parece curioso que me lo atribuyas todo a mí, sin pararte a preguntarte o a poner en duda ni siquiera tu forma de plantear las cosas. Tanta seguridad... Y sabes? Yo no creo que me estuviera defendiendo, sino aclarando -ya que pretendes confundirlo- quién está en cada posición.
Y en cuanto a lo simbólico, en el terreno político da muy malos resultados. Así es Kosovo y así Palestina e Israel. A mí me parece tendencioso separar polis y política en este caso. Y no, no me parece demagógico en absoluto comparar cómo acude cada país o cada nación a una feria literaria. Creo que allí de trata de literatura y de mercado editorial (mal que me pese, yo preferiría ´simplemente literatura).
De momento creo que sé leer, y escribir sin faltas también.

zbelnu dijo...

Por otra parte, la arrogancia no parece una posición adecuada para ver nada claro. Suele llevar unas orejeras como compañía. Un poco de perplejidad chejoviana viene muy bien...

Miroslav Panciutti dijo...

Sería bueno que tuviésemos una legislación que prohibiese toda eshibición de símbolos religiosos en el espacio público. En cuanto a la vestimenta de los críos en los colegios, pues igual. En su último (y combatiente) libro, Dawkins nos llama la atención sobre lo absurdo que es no sorprendernos cuando adjetivamos a un niño de ocho años de católico, musulmán o judío y, en cambio, que nos parezca ridículo si decimos que es marxista, republicano o liberal. ¿No estamos obligados a proteger a los niños?

En otro orden de cosas he leído los dos artículos de El país que enlazas y también estoy de acuerdo con MVLL (no siempre lo estoy) y con Ramoneda (con éste suelo coincidir con bastante frecuencia). Pero lo que te quería decir es que al cabo de un tiempo, los de El País pasan sus páginas "en abierto" a "acceso solo para subscriptores". Hará unos meses escribí un post sobre un artículo, también el El País, de Vila-Matas y, como tú, puse el enlace correspondiente. Hace poco, a propósito de una conversación, quise releérlo, di al link y me salió un mensajito de El País diciéndome que ese artículo estaba en zona reservada. La próxima vez que quiera daar acceso a artículos de El País, los convertiré en PDF y subiré el archivo a alguna web de alojamiento gratuito y ahí redireccionaré mi blog. En fin, a lo mejor ya lo sabes y te estoy aburriendo.

Otra cosa: estoy empezando a enterarme de vuestra lucha para salvar a ese magnífico árbol. Creo que he sido capaz de localizarlo en la foto aérea de GoogleEarth. Se me ocurre (y así te lo sugiero) que deberíais "colgar" una foto (o varias) en Panoramio, de modo que cuando alguien con el GoogleEarth "sobrevuele" Barcelona se encuentre con la imagen del azofaifo (sería la primera foto que se colgaría en el barrio de Sant Gervasi).

Pues nada más; bueno sí, que veo que a raíz de este post intercambiaste varios comentarios no precisamente cariñosos. Lo malo (para un cotilla como yo) es que tu interlocutor ha borrado los suyos. Un beso.

zbelnu dijo...

Gracias por tus útiles consejos, pero yo soy bastante desastre para asuntos técnicos, ya me gustaría que nuestro azufaifo se viera en google earth, pero ni idea de cómo se hace eso... Y si te doy una foto del árbol, ¿lo harías tú? Gracias por avisarme de que mi interlocutor ha borrado sus mensajes, no me había dado cuenta, es una lástima, no entiendo por qué no los dejaba, pero puedo mandártelos si te interesan.
Lo del País y La Vanguardia sé que ocurre, pero yo tampoco sabría cómo colgarlos en una web... Soy perezosa para esas cosas, siempre obsesionada por el tiempo... Pero gracias por tus comentarios!

Miroslav Panciutti dijo...

Nunca lo he hecho, pero estoy seguro de que no tiene ninguna dificultad. Y, por supuesto, te la subiría encantado. Si quieres, mándame la foto a mieskahn@hotmail.com. Aunque creo saber localizarlo con bastante precisión, si además me mandas un planito con el punto exacto del árbol, mejor. Un beso.

zbelnu dijo...

Vale, voy a buscarlo y ahora te lo mando todo. Muchísimas gracias!!!

zbelnu dijo...

Rectifico(en ese diálogo destruido porque mi interlocutor ha decidido unilateralmente borrar sus palabras)porque confundí el nombre de QMonzó, que acudió a Fracfort e hizo el discurso de apertura, con el de Sergi Pàmies, que rechazó la invitación declarando que si expresaba su opinión sobre cómo se estaban haciendo las cosas, le mandarían a los Mossos (véase link en este post).

Anónimo dijo...

La setmana de la cultura catalana de Frankfurt, (que no de la literatura en català ) m´havia deixat a punt d´una crisi existencial , ¿qui era? ¿d´on venia? ¿Era potser de la
cultura madrilenya? ¿De l´andalusa? Llevat d´alguns articles, escric en castellà. ¡Qué hi farem! ¡Sóc filla de tantes circumstàncies! Però vet aqui que l´inefable Carod -Rovira m´ha tret de sobte aquesta angoixa, aquest terrible neguit: ¡ Sóc turca-catalana!

E. Bornay