domingo, marzo 09, 2008

Elecciones, educación, medio ambiente

Foto: Isaias Fanlo, Oreneta, 2006.
El resultado de las elecciones me ha producido un gran alivio, porque no ha ganado el PP. Tal vez el descalabro no sea suficiente para hacerles replantearse su política de crispación, extremismo insurgente y descalificación sin escrúpulos.
Tampoco es fácil esperar gran cosa de los que ganan. Hasta ahora no han corregido la política fiscal que impuso el PP, no han invertido en educación, han preferido apostar por el cemento en perjuicio del medio ambiente, no han tenido coraje para sacar adelante una ley justa de Memoria Histórica, ni han acompañado su ley contra el maltrato de género de los fondos necesarios.
En este país, a los partidos les cuesta hacer autocrítica, entender los mensajes del electorado o reflexionar y ser receptivo. He oído que Gaspar Llamazares ha dimitido, lo cual es una cierta forma de reconocer que algo ha fallado.
En mi colegio electoral había cuatro mesas electorales vacías (con unos 300 electores cada una) y una larguísima cola que rodeaba la manzana en una sola mesa, que concentra la mayor parte de electores (1.300). Es la tercera convocatoria electoral en que eso ocurre, pero ellos no se deciden a cambiarlo. Dentro, el ambiente era sofocante. La gente mayor se mareaba. Algunos se iban. "Nos lo ponen muy difícil para votar", decía una señora. Le hemos planteado al interventor del PSC si no podía hacer un informe para que en la próxima convocatoria, dividieran esa mesa en dos o tres y ha dicho que no, que eso no era una incidencia. Algunos han decidido sacar la papeleta del sobre y votar en blanco. G, que había madrugado para votar y que el viernes había ido a la Oficina del Censo a buscar un certificado porque en la tarjeta aparecía con mi DNI en vez del suyo, estaba fuera y no le dejaban entrar, así que he tenido que esperarle a que hiciera la cola de nuevo. G. me ha contado que algún amigo suyo votaba Escons Insubmissos, un gesto romántico interesante. A mí me gustan las listas abiertas. Ahora que los partidos incumplen sus programas y promesas, me gustaría que pudiéramos elegir a las personas.
Yo pensaba en la actitud del interventor del PSC (la de CIU, más lista, nos ha dicho que si hacíamos un informe, ella lo presentaría. "Si lo consigue, dentro de 4 años tal vez les votaremos", le ha dicho N con su ironía), tan acorde con la forma de hacer las cosas en estos tiempos. Ya sé que manda el dinero, pero también la estupidez.
No han parado de cambiar los planes de educación en este país, pero nadie se ha decidido, no sólo a invertir en educación, sino tampoco en corregir los fallos flagrantes. Por ejemplo: en Italia los exámenes son orales. En Francia, todos los niños tienen que hacer exposées orales desde pequeños, con mucha frecuencia. En España no se les entrena y la gente no sabe hablar. Un dentista francés o un cuidador de caballos argentino hablan mejor que muchos políticos, profesores y estudiantes universitarios en España. Eso mismo puede extrapolarse a otros ámbitos, donde sólo manda el dinero, pero con una ceguera preocupante.
El otro día, en Gràcia, en una asombrosa regresión, cambiaron la recogida selectiva de basuras por contenedores de los de antes. Habían adaptado un sistema de recogida selectiva belga, pero sin seguir las instrucciones de los que vinieron a explicárselo: no limpiaban el material cada seis meses ni cada año, y todo se ha venido abajo.
Una amiga alemana que trabaja para una empresa que vende microorganismos vivos para el uso personal, la limpieza doméstica e industrial (EM, EMX...), tuvo una entrevista con los de Clavegueram (Alcantarillado) para enfrentarse a los malos olores que invaden esta pobre ciudad. Aunque reconocieron que habían probado localmente esos microorganismos y estaban sorprendidos de lo limpia que quedaba el agua y de la ausencia de malos olores, no quisieron adquirirlos porque la concesionaria del alcantarillado vende productos químicos (responsables de los malos olores, pues matan los microorganismos buenos, capaces de devorar a los tóxicos) y perdería el negocio.
En Mallorca, para combatir un parásito de las palmeras, les aplican un producto hiperagresivo y las aíslan con plásticos, un sistema ya desechado en Europa, donde se utilizan fitosanitarios menos agresivos y no se las envuelve en plástico para evitar el sufrimiento de esos árboles, que puede debilitarlos y provocar su muerte.
Me dicen que la tala de encinas en Collserola ya ha empezado. El pulmón verde de la ciudad está amenazado. A pesar de que todos los expertos anuncian que este será uno de los países más afectados por el cambio climáticos. Ellos siguen fomentando productos químicos nocivos, cemento, basura no reciclable, etc.
Una noticia inquietante, que a la vez es la demostración clara de una política. Al conocerse la noticia del triunfo socialista, las constructoras subieron en Bolsa.

8 comentarios:

frikosal dijo...

Efectivamente, y más cosas.

Por comentar algo, lo de las exposiciones orales. Recuerdo una reunion de un proyecto en el que participé. Era en Venecia. Uno de los participantes de mi grupo era un matemático, licenciado hacía un par de años. Esa fue su primera exposición en público, la primera de toda su vida, tuvo que hacerla en una situación "real" y en inglés. Lo pasó fatal.

zbelnu dijo...

Es asombroso que nadie haya intentado corregir ese déficit tan grave de la educación. Yo tuve que aprender a hablar en público en las asambleas, a los 15. Ese fue mi entrenamiento y por pura desesperación!

Només le asotaría dijo...

Recuerdo a mis compañeros italianos que normalmente hablaban pasota y con palabrotas, cuando hablaban en clase delante de todos, lo hacían con una fluidez y un orden asombroso.

Ayer escuché un rato Catalunya Radio y me sorprendió la autocrítica que hizo La Calle. Es la primera vez que oigo a un pepero hacerlo. Por cierto, es un orador pésimo.

nmp dijo...

No he dit res de la oreneta! És preciosa!

zbelnu dijo...

Sí, el pobre se atranca con la lengua...
La golondrina es una de las que alquila el nido de mi vecino todos los años. Son una familia contemporáneo y cada año viene una pareja de hijos, no entiendo por qué les gusta ese patio "derelict" y eso sí, muy urbano. Se ponen en esas sucias cuerdas de tender que no usamos (se ahumarían con humos de comida) y discuten. Se acostumbran a nosotros y convivimos. Lo fuerte es que no sé si la foto es mía o de Isaias, así que he puesto su nombre!

civisliberum dijo...

Creo que has dado en el clavo al indicar que "el resultado de las elecciones me ha producido un gran alivio, porque no ha ganado el PP". Personalmente creo lo mismo, al igual que mucha gente.
Conozco algún importante empresario catalan que ha votado por el PSC ante el temor de un Pizarro y gente por el estilo pudieran ir contra sus negocios.

zbelnu dijo...

No me extraña nada, Civislib, los Pizarros y compañía se han pasado tanto con su anticatalanismo que no sé cómo aquí el pp tiene aún votos, a Piqué le echaban por tierra todos sus esfuerzos...

Anónimo dijo...

Bé, ja has vist que el sociates s'han sortit amb la seva. Home, millor que el PP per soposat, però em fa ràbia que, per por del PP, es creguin que realment són el que volem. Encara es pensaran que ho fan bé. No em semblen gens interessants amb el seu discurs repetitiu i poc intel·ligent.I no diguem els que tenim a Catalunya... començant per Donya Tura, que només sap prohibir i renyar com una mama. En fi...
M.F.