domingo, mayo 18, 2008

Trauma, transmisión, memoria histórica

Goya, Los fusilamientos del 2 de mayo, detalle.
Ayer por la mañana tuve una reunión del grupo de Trauma i Transmissió, que trabaja la memoria histórica desde el punto de vista de la salud mental. El encuentro fue interesante y lleno de vías para seguir pensando y trabajando. Durante este año seguiré colaborando con ellos en la medida que pueda, haciendo entrevistas y escribiendo.
Por cierto que hace unos días tuve ocasión de asistir a la presentación del informe de ese trabajo de investigación en el Colegio de Psicólogos de esta ciudad. La presentación fue memorable, porque además de las psicoanalistas que han dirigido la investigación e impulsado el proyecto, Anna Miñarro y Teresa Morandi, y de la psicóloga que se encargaba de las encuestas, asistió una testigo de excepción, Josefina, una mujer que con la narración de su caso hizo una demostración de cómo pasar del trauma a la re-significación, y sus palabras servían para explicarme a mí misma mi transformación con el psicoanálisis, es decir, de cómo las propias heridas y hándicaps y dolor antiguo los llevaremos siempre con nosotros, pero podemos lograr reconvertirlos en algo favorable, darles en cierto modo una vuelta. Y su experiencia traumática había empezado en Figueres, donde yo nací.
Sólo me chocó que, a diferencia de la abarrotada sala de la presentación pasada en el Museu d'Història, en esta ocasión asistieran tan pocos psicólogos, algo que -tal vez me equivoque y fuera casual- me pareció sintomático de la indiferencia de este país por su memoria, por lo más importante que ha ocurrido en el siglo XX, por la manera en que esos hechos -guerra y posguerra y años de silencio- siguen afectándonos.
Son esos 2 minutos de silencio que cada año dedican los holandeses a conmemorar sus heridas (y que aprovechó Heddy Honigmann para escuchar a los supervivientes, los familiares de seres desaparecidos, los hijos de delatores y nazis, y los que ni siquiera podían articular palabra), esos 2 minutos de silencio que nosotros no nos concedemos para pensar, 2 minutos que cada año negamos y que nos llevan no sólo a la amnesia, sino también a la burramia, a la violencia, a los problemas de identidad.
Y también está el problema de la no-escucha de tantos profesionales de la salud mental en este país, esa falta de formación y de sensibilidad hacia la memoria histórica en un lugar como éste, donde el terror no terminó en los años de la contienda, sino que se prolongó durante toda la larga dictadura, y donde los vencidos y sus familias tuvieron que vivir la represión en todos los campos, desde la ejecución y la cárcel a la imposibilidad de ejercer su profesión, la miseria, el aislamiento, y el silencio general.
En Europa, médicos y profesionales de la salud mental están acostumbrados a preguntar a los pacientes qué hicieron o qué les ocurrió en la guerra (a ellos, a sus padres y abuelos). Aquí esa pregunta no existe, y eso genera que nadie asocie los síntomas posteriores ni encuentre la causa. Se citó el caso de un hombre de 80 años, violento y maltratador, con un historial psiquiátrico en el que nadie le había preguntado, y sólo al aterrizar en manos de estas psicoanalistas se supo que había sido torturado y encarcelado, una condición que era necesaria y decisiva para ayudarle. Resulta curioso que se prefiera simplemente encerrar y medicar a los pacientes, cerrarles la boca. Tampoco se asocia la tristeza o la violencia de los nietos, tercera y cuarta generación, porque lo que ocurrió a sus abuelos no se habló, no se resolvió, y el silencio pasó cargado de unos a otros.
La narración de las vías de resignificación y superación del trauma me pareció también interesante: a través del asociacionismo y la actividad política y social, el arte y la escritura, principalmente. Y el poder destructivo del silencio, que transmite su carga como una losa a través de las generaciones.

9 comentarios:

ed dijo...

deberías potenciar más este blog desde tu crucigramas. Es un gran blog este también, y con unos artículos más que interesantes...




(he visto esto otro hoy que me dejó perplejo -no tiene relación con este post-: http://www.elpais.com/articulo/cultura/Jose/Tomas/sube/cielos/elpepucul/20080606elpepicul_10/Tes

zbelnu dijo...

Mira, no sé, hoy estoy de un humor furioso y me parece que haga lo que haga nada sale como debería. Los del Distrito han logrado que no podamos hacer la presentación del libro en el barrio y eso me da mucha rabia.

zbelnu dijo...

Yo también veo al pasar esas cosas de los toros y me parecen brutales, no puedo entender que el país les dedique ese espacio y els apoye tanto, en fin

ed dijo...

por qué no permiten? cuál es el argumento?

zbelnu dijo...

Ningún argumento. Ni siquiera dicen no, sólo se burlan de nosotros. Nos dijeron: en la calle no, en Vil·la Florida, pero pagando unas tarifas. Dijimos, ¿cuál es el precio? ¿Nos pueden confirmar que se puede el día 26 o el 30? Nos dijeron: llame más tarde. Eso se ha repetido TODOS LOS DíAS desde hace un mes. "Hay que preguntarle al señor Durán, ahora está reunido, llame a las 13.30" Y a las 13.30: "Ay, ha entrado en otra reunión". Nos hemos turnado tres personas para llamar. Un mes. Y sigue la burla. Hoy les he dicho: "Vale, captamos el mensaje, esto es un no. Yo lo diré en Urbanismo y en la prensa." La de la editorial les ha dicho que lo diré en la tv el jueves o viernes (vienen los de la Sexta a grabar). Le voy a pedir al del País que les llame también. De momento, no hay respuesta. Todos los jardines y locales municipales dependen de esa gentuza. Les he dicho: "Es una vergüenza y no me cabe en la cabeza que estén en contra nuestra porque hemos recuperado un árbol para el barrio". En Urbanismo ya han leído mi mensaje, es todo lo que sé. Si a las 16h no me han dicho nada escribiré al avui, a tv3, etc...

ed dijo...

entiendo... a nosotros nos pasa parecido: queremos hacer una presentación de mamut frente al mamut (estatua) que hay en el parque de la ciutadella y nos dicen que no! "pero para que fecha puede ser un sí?" no sabe, no contesta... "¿para NUNCA?"

¿así pretenden fomentar... la... lo que sea?

no lo entiendo

al final todo se reduce tristemente a un par de fechas en relación al libro, promoción y venta y después se quejan que no venden, que los niños no léen, que los adultos tampoco... en fin

zbelnu dijo...

Exacto, Ed. Es bien triste pero si algo se hace en esta ciudad es siempre a pesar de las autoridades municipales, a pesar y en contra de todo, y la mayoría de las veces, con el desdén de los periodistas y medios. Lo pensé el otro día escuchando leer a la escritora ciega con las manos que acariciaban las palabras, pensé que era algo especial, o como dijo el otro día la presidenta de la academia del cine en una cena de amigos: que no sacan al grupo agitador de Manuel Delgado entrando en plena ópera del Liceo con pancartas para recordar la historia y el atentado anarquista, o invadiendo con un picnic el Ritz para recordar los comedores populares de1936 o secuestrando un Bus turístico y lo llevan a la Verneda, que prefieren preguntarle a ella y a otros famosos sus opiniones sobre asuntos que no tienen nada que ver con ellos, como la maternidad de la ministra de defensa. Ella dijo: así es nuestra prensa.

ed carosia dijo...

pufff... claro... entiendo, quiero decir

zbelnu dijo...

y nuestros políticos! gente maravillosa que no podía prever ni negociar para que el barril del petróleo no subiera y evitar esta huelga indefinida que lo paraliza todo. Para qué les pagamos?