sábado, junio 06, 2009

Por la arboleda de la plaza

Foto: I.N. La arboleda de almeces de Joaquim Folguera, 2009. No es una foto muy bonita, pero sirve para hacerse una idea del tráfico y la espesura que nos protege del ruido y la contaminación. Si llevan adelante la tala, sólo quedará eso: humo, ruido, contaminación, sin protección.
¿Qué podríamos hacer para evitar esa tala ya inminente de la plaça Joaquim Folguera? ¿Acaso la ley no protege nuestro derecho a la sombra y la frondosidad? ¿Es que todos los ciudadanos creen que hay que elegir entre el metro y la vegetación? ¿Por qué en las ciudades europeas desvían los trazados para no cargarse los árboles y aquí cualquier obra, cualquier innovación como el bicing, cualquier conducción de suministros, cualquier negocio mafioso es suficiente pretexto para quitarnos el oxígeno, la belleza, la quietud, la sombra y el patrimonio arquitectónico? ¿Tan conformista es todo el mundo que da por buenas esas razones sin plantearse que podría haber metro sin destrucción? Firmen si no están de acuerdo con la destrucción de la plaça Joaquim Folguera, firmen a favor de esos magníficos almeces en los lugares donde se recogen las firmas. C/BERTRÁN, 16 (Farmacia)
C/BALMES, 412 (Tricot's Café Y Bar Carlos)
C/BALMES, 406 (Granja Azul)
C/ARIMÓN entre Pujol y Muntaner (Estanco) Contacto: salvemarbres@gmail.com
En La Vanguardia
La L9 s'emporta part dels espais verds de Sarrià-Sant GervasiVeïns recullen firmes per evitar que les obres del metro facin desaparèixer dues arbredes.
Lorena Ferro Barcelona 28/05/2009
Les obres per que Sarrià- Sant Gervasi estigui connectada amb la L9 del metro obligaran a sacrificar almenys dos espais verds molt preuats al districte: la plaça Joaquim Folguera i part dels Jardins de Can Altamira (Mandri / passeig de la Bonanova). En aquests dos punts, el departament de Política Territorial i Obres Públiques a través GISA té previst construir dues estacions de metro i, per tant, l'espai verd que ara els cobreix haurà de ser eliminat, si més no, temporalment. Una decisió que no ha agradat a molts veïns de la zona que asseguren que no se'ls escolta i que reclamen preservar els pocs espais verds amb que compta el barri. Per això, han decidit iniciar una campanya de recollida de signatures per intentar salvar els arbres. Així ho està fent, entre d'altres, la Isabel Lacruz. Aquesta veïna del Putxet fa un mes va començar a enganxar cartells a la plaça Joaquim Folguera per denunciar que les obres de la L9 obligaran a sacrificar la trentena de Lledoners que des de fa dècades donen "vida" i "ombra" a la plaça i que per a Lacruz han convertit l'espai en un "microclima, un oasi dins de la ciutat". Per això, la Isabel i d'altres veïns i comerciants porten setmanes recollint firmes –ja en porten unes 500- per informar als veïns de les imminents obres i intentar impedir que afectin als arbres. La veïna reivindica que no són simples arbres arrenglerats sinó que es tracta d'una arbreda "si no centenària, gairebé" que, a més, és "l'ànima del barri". Per això proposa buscar un nou emplaçament on ubicar l'estació que hauria d'anar a Joaquim Folguera. Lacruz considera que hi ha altres alternatives on fer el pou per que passi la tuneladora, com per exemple Frederic Soler, "una plaça que no ens agrada perquè és tota de ciment i on a partir de juny no s'hi pot estar de la calor que fa". Aquesta mateixa opinió la comparteixen la Sofia Berea i l'Olga Ventosa. Ambdues porten als seus fills al parc infantil que hi ha dins la plaça Joaquim Folguera i desconeixien que l'espai té els dies comptats. Per això asseguren que firmaran perquè no toquin la plaça i es lamenten que si finalment s'hi fan les obres, l'espai "deixarà de ser el que és ara i faran un parc de ciment", sentencien."Un arbre no és mobiliari urbà que es posa i es treu"
El Departament de Política Territorial i Obres Públiques assenyala que els pous s'han de fer on no hi ha cases i que l'espai escollit és l'únic indret on es pot perforar. A més, assegura que s'ha encarregat un estudi per avaluar l'estat en que es troben els arbres -ja que sembla que alguns estan malalts- per poder determinar si és possible retornar-los al seu lloc original un cop finalitzin les obres. També asseguren que quan l'estació estigui enllestida deixaran 1,5 metres de fondària de terra perquè es puguin plantar arbres, però la Generalitat recorda que "la decisió final de la urbanització de la plaça" li correspon a l'Ajuntament de Barcelona.Per la seva banda, el districte de Sarrià-Sant Gervasi assegura que '"ha treballat amb Parcs i Jardins per "conservar i trasplantar els arbres afectats". I tot i que afirmen que s'està intervenint amb un criteri de conservació de la flora, recalquen que és "evident" que "les obres en el subsòl comporten uns efectes impossibles d'evitar".Tot i que l'Ajuntament garanteix que un cop acabades les obres es tornaran a plantar arbres a la plaça, la Isabel recrimina que "els que han trigat 80 anys a créixer no es poden substituir per un mandariner" i recalca que un arbre no és mobiliari urbà que es pot posar i treure "com si fos un banc". A més, creu que la decisió de desmuntar la plaça va en detriment de la qualitat de vida i recorda que "l'Agenda 21 diu que s'han de preservar els espais verds". Lacruz, vol fer tot el possible per evitar que foradin Joaquim Folguera i s'enduguin els arbres, per això té previst muntar unes taules de recollida de signatures a la mateixa plaça i amenaça fins i tot amb encadenar-se. De moment, les màquines ja han arribat a Joaquim Folguera per fer les cates.Un jardí que "alegra la vista"Pocs carrers més a munt, al carrer Mandri amb passeig Bonanova, les màquines també han començat a comprovar l'estat del sòl. Aquí la construcció d'una estació de la L9 obligarà a perdre part dels Jardins de Can Altamira on hi ha gran diversitat d'arbres i arbustos. Aquest espai verd és lloc de pas habitual pels alumnes del Conservatori Superior de Música del liceu escola Bonanova i ofereix una privilegiada vista als familiars que resten a peu d'aula. Aquest és el cas del Juan Antonio Sáinz que assegura que mentre espera la seva filla, el jardí li "alegra la vista". Sáinz creia que les màquines estaven fent "millores al jardí", per això reivindica que espais com aquest "s'han de conservar". També li fa "pena" que desaparegui el verd a Francisco Álvarez. Tot i això, aquest avi comenta, mentre espera que surti la seva neta, que no veu malament la reforma "si és per millorar", "són danys col·laterals", reconeix. Segons el districte, a primers de juny GISA obrirà un punt d'informació a la plaça Frederic Soler per a les obres de la L9 tant de Joaquim Folguera com de Mandri. Aquí els veïns trobaran informació sobre les actuacions i sobre el decurs de les obres.

7 comentarios:

Ephemeralthing dijo...

Tristeza y cierto horror da saber que van a arrasar ya la arboleda de llàdoners de la plaza de la estación del Putxet. El artículo de Azúa de hace unos días, "Cavilaciones de un viajero", no podía aproximarse más a cierta razón del porqué de esa manera de actuar. Tal falta de sensibilidad ya no la explica  el vacío de los años de la dictadura, son los mismos supuestos antifranquistas que actúan de forma bárbara e incivilizada, violentando la idea de espacio y patrimonio público. Es indiferente la etiqueta partidista, más bien es una cuestión cultural.
Los pasados días de visita en París conocí la Fondation Cartier, edificio de Jean Nouvel, ejecutado supongo en los 90s. Desde la perspectiva de un barcelonés esa obra pone en evidencia lo salvaje de los proyectos urbanísticos de su ciudad. Nouvel conservó un jardín que ya existía, de manera que sigue siendo protagonista del lugar haciendo pasar casi inadvertida la construcción.
Si durante años pasados uno tenía cierta percepción de avance en la civilidad y progreso cultural, hoy en día esa percepción es de reacción y regreso a la más brutal ignorancia y hosquedad, y, lo peor, disfrazadas de supuesta modernidad y espíritu de progreso.

zbelnu dijo...

La Fondation Cartier me encanta, pero, para mí, que sólo hablo desde lo subjetivo y no tengo tus certidumbres, es la demostración de cómo un mismo arquitecto puede hacer maravillas o pifias, según sean las exigencias del cliente. Eso me parece que pasa aquí, donde arquitectos que han hecho obras maravillosas en Suiza y en Uk, como H y DM, pueden equivocarse tanto en este país, donde les dan carta blanca y ni siquiera especifican las necesidades. Yo me pregunto si alguien les dijo a Herzog y De Meuron que iban a tapar y camuflar la memoria de una ciudad que fue combativa construyendo una mascarada en el lugar donde fueron fusilados tantos ciudadanos. por ejemplo.
Azúa se va a Madrid, tal vez deja este barrio que fue tan bonito y verde y que nuestros políticos han destruido y cubierto de cemento.
He ido a votar. No había nadie, ¡nadie! He votado a los anticapitalistas de Chomsky y Ken Loach y la candidata del Viejo topo. Un gesto simbólico.

Qualunque dijo...

Por desgracia no creo encuentre la más mínima complicidad entre mis compañeros de feina vecinos del barrio de 9 a 18h. Ayer comentándolo lo único que obtuve fue una respuesta del tipo 'es que la gente cómo se pone por 4 árboles!!...' desolador.

Si miramos más allá de la plaza vemos que el panorama es parecido, hoy Europa seguramente gire aún más hacia la derecha. Yo no sé a quien votar, pero en breve busco el colegio electoral -que por ser nuevo en el barrio ni sé donde queda- y haré también mi pequeño gesto.
Mañana al mediodía intentaré pasar por Xoroi, por el Azufaifo y firmaré en alguna de las listas que comenta. Será también un pequeño gesto, por desgracia sin ninguna esperanza, sólo una autoafirmación.

Por cierto, si se entera de algún acto/manifestación podría (aunque lo veo complicado) contactar con una amiga de la tele para poder dar algo de difusión a la causa.

Ephemeralthing dijo...

Identifico lo del gesto simbólico, yo también he ido a votar ya. A esta hora únicamente jubilados.
Después del trauma de mi abstención en municipales y autonómicas he podido resituarme un poco en mi civismo.
Ese jardín de la Cartier es un modelo a seguir y copiar si hace falta. Después de conocerlo he reconsiderado a Nouvel pues con lo construido por él en Barcelona me parecía uno más.

zbelnu dijo...

Sí, Eph, hay que ver lo distinto que es cuando el "cliente" sabe negociar con el arquitecto exponiendo las necesidades, exigiendo respeto al entorno, valorando lo existente, etc., de cuando se le confiere un estatuto de artista cuya obra está por encima de la historia, el clima, la integración en el entorno, etc y vale su peso en oro. Los resultados son muy distintos.

Anónimo dijo...

Marian - Me parece absurdo talar unos arboles que dan sombra a un monton de gente al dia por hacer los deseos de un impresentable. El Arquitecto es idiota como el resto de arquitectos que NO piensan en lo verde, si no en ganar dinero para hacer mas tonterias varias como el resto de politica. Coño! que quiten ya los putos plataneros que dan alergia a toda la poblacion de barcelona y dejen los arboles que dan sombra, alimentan a ciertos animalicos (los pocos que quedan) y por lo menos puedes ir con tus hijos a jugar al parque. No sirve de nada esto, pero si me los encuentro por la calle a lo mejor se me va la olla y les talo las piernas.

zbelnu dijo...

Disiento. Los plátanos de Barcelona tienen derecho a quedarse. Las alergias no son su culpa