miércoles, septiembre 08, 2010

Mi carta en El Periódico de Catalunya

Foto: I.N. Gorges du Tarn, Francia, 2009
ICV, un partido no tan verde
Miércoles, 8 de septiembre del 2010 Isabel Núñez - (Barcelona)
Muchos hemos leído con esperanza la noticia de la creación de un nuevo partido verde, Equo, con López Uralde, antiguo líder de Greenpeace, a la cabeza. La alegría se ha ensombrecido rápidamente al saber que tal vez se alíe con Iniciativa per Catalunya, que durante todos estos últimos años ha estado apoyando la política del cemento activamente (a veces enfrentándose toda la oposición, como en la tala de 300 encinas centenarias de Collserola para hacer una montaña rusa). Han apoyado en silencio el túnel de Bracons, han impulsado las talas multiplicadas de árboles en Barcelona para ampliar la línea 9, preservando los parkings, que son la principal prioridad de estos políticos (plaza Joaquim Folguera y Sanllehy, calle de Sants, Mitre, etc) , la reforma de los mercados para hacer más parkings y desnaturalizar esos mercados tradicionales instalando supermercados, la proyectada reforma (destrucción) de la Diagonal (que implicaba la tala de más de mil árboles, plátanos, acacias y palmeras), y que la consulta electrónica impidió momentáneamente, el frenesí inmobiliario que a pesar de la crisis sigue permitiendo destruir la fisonomía histórica de la ciudad para construir más pisos, aun sabiendo que Barcelona tiene 44.000 pisos vacíos, la construcción desmedida en la costa, la destrucción de parajes naturales para instalar kartings, y un largo etcétera que podríamos resumir como política del cemento y del parking, en pleno cambio climático y sabiendo que Barcelona ya está muy por debajo del índice de verde por habitante que recomienda la OMS para la salud de los ciudadanos. Sólo quisiera perdirle a López Uralde y a su equipo que por favor, antes de aliarse con esa gente, ¡lo piensen dos veces!