martes, enero 29, 2008

Azufaifo: la opacidad y el silencio

Nada es oficial. Urbanismo no nos contesta. El silencio y la opacidad siguen dominando entre nuestros políticos, y aunque debería ser de otra manera, es inevitable pensar que el aprendizaje de la democracia es aún superficial. Nosotros descubrimos la existencia de un árbol valioso en ese solar. Descubrimos que se había concedido la licencia de derribo con información falsa sobre los árboles del jardín. Logramos 4.500 firmas de vecinos. Salimos en la prensa y las televisiones. Conseguimos el apoyo de personalidades del mundo de la cultura, el urbanismo, la literatura, el cine, etc. Se procedió a la catalogación del árbol gracias a nuestra humilde iniciativa. Incluso se discutió la necesidad de reformar los protocolos de catalogación y protección de árboles en solares privados. ¿No merecemos ahora ni siquiera que nos informen? Aún así, y lo siento por esos ciudadanos tan satisfechos con el Tripartit aun sin saber por qué, que creen que idealizo Europa, yo sé que en otras democracias (incluyendo la norteamericana, que no es ni mucho menos modélica, pero tiene esos restos de buen sistema) si un ciudadano individual se interesa por un asunto público, recibe información.
Nos notificaron que el terreno era ya municipal. Pues bien, el informe de la Síndica de Greuges no da nada por zanjado. Se está negociando una posible permuta...