jueves, julio 07, 2011

7 de julio Mi carta en El Periódico

Foto: Javier Broch, las obras, con una raíz del azufaifo al desnudo, 2011

El Ayuntamiento de Barcelona hizo los preparativos para una obra en el solar de la calle de Arimón 7, esquina Berlinès, de Barcelona, donde miles de vecinos pidieron con sus firmas que se hiciera una placita para proteger y preservar un azufaifo, el mayor ejemplar documentado en Europa. La campaña para conseguir que catalogaran al árbol y que el constructor no lo destruyera fue difícil. Nos apoyaron personalidades ciudadanas, escritores, intelectuales, arquitectos, profesionales y vecinos. Logramos que la prensa y la TV se hicieran eco. Ahora, el ayuntamiento saliente inicia estas obras en la parte baja del solar, para construir el Centre de Serveis Socials El Putget i Farró. Los expertos advierten de que si se horada el terreno, incluso en la parte baja del solar, las raíces del árbol se verán dañadas y morirá. Es un árbol que podría haber vivido otro siglo más, que sumaría a los 200 años o más que lleva allí. Muy cerca, se ha destruido la arboleda de la plaza de Joaquim Folguera con el pretexto de ampliar la línea 9 del metro (y preservar y ampliar el párking), obras hoy abandonadas con una inmensa zanja donde hubo un espacio frondoso, donde jugaban los niños y leían los vecinos. En ningún país de Europa los árboles están tan desprotegidos.