martes, julio 05, 2011

En el ABC de ayer

Foto: Dibujo de Nicolás de Querol, "el ginjoler", 2007

Los vecinos aseguran que se trata del jinjolero más grande documentado en Europa y sólo superado por uno más enorme que está en Marruecos.

El grupo de vecinos reivindica que no se haga la obra prevista en esta esquina de la zona alta de Barcelona -un centro social- y que el espacio se destine a una plaza pública conservando el árbol, que está catalogado.

Según los vecinos, disponen de informes de cuatro prestigiosos botánicos, ecobiólogos e ingenieros técnicos agrícolas que avisan que si se construye en el terreno, las raíces del jinjolero se verán afectadas y el árbol morirá.

También aseguran que se trata del árbol más sostenible que existe porque resiste las sequías ya que extiende sus raíces longitudinalmente y en profundidad.

Por todo ello, han hecho un llamamiento para que mañana por la mañana, a las ocho [y a las 12], acudan al lugar todos los vecinos e impedir que las máquinas que está previsto que acudan para iniciar las obras corten las raíces.

Los vecinos también han denunciado que el Ayuntamiento de Barcelona cortó los 29 almeces (árbol caducifolio que puede alcanzar los 25 metros y que los clásicos llamaban lotus) que estaban en la plaza de Joaquim Folguera para hacer la línea 9 del metro.

"Ahora han paralizado las obras por falta de dinero, con lo que la plaza bonita y fresca, llena de sombra, de niños y pájaros, es un agujero inmenso, ardiente y sucio, sin futuro", han asegurado los vecinos en un comunicado.

Los vecinos consideran que Barcelona está por debajo de los índices de verde por habitante que recomienda la OMS para la salud de los ciudadanos y por ello reivindican que no se talen más árboles y se recuperen las plazas con tierra y verde. EFE