miércoles, enero 31, 2007

Vergüenza jurídica

En El País una muestra del doble rasero de esos horribles e injustos jueces que el PP colocó con toda su desfachatez en los puestos importantes del sistema jurídico español, y que ahora se dedican a boicotear el proceso de paz y lo que haga falta. ¡Jueces antisistema! La Audiencia libera y vuelve a detener al represor argentino Cavallo, que ayer iba a viajar a Suiza El mismo juez que dejó en libertad a Cavallo, alias Sérpico, "procesado por el juez Baltasar Garzón como autor de delitos de genocidio, terrorismo y torturas, presuntamente cometidos entre 1976 y 1983, durante la dictadura militar argentina, y especialmente a partir de enero de 1979, cuando dirigió el Grupo de Tareas de la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA), el principal centro de represión del país...", está muy preocupado por lograr que De Juana Chaos cumpla su condena por "amenazas" en dos artículos. Dice El País: "Sin embargo, Guevara no lo vio así y dejó en libertad a Cavallo, a pesar de que está reclamado por Argentina, y su caso en España está pendiente de recurso de casación ante el Tribunal Supremo. Fuentes de la Audiencia Nacional hablaban ayer de "doble rasero", ya que Guevara es el magistrado que la semana pasada recabó las firmas de sus compañeros para llevar al pleno de la Sala la decisión sobre la libertad o prisión del etarra Iñaki de Juana Chaos cuando el tribunal al que correspondía el caso ya había deliberado en favor de la excarcelación del preso." Genocidio, terrorismo y torturas no son delitos suficientes para retener a un preso, en la mentalidad del juez Guevara, pero dos artículos en la prensa son delitos graves. Es el mundo al revés. El otro día, la misma persona que me insistía en que el psicoanálisis y Freud son "peligrosos" y "han hecho mucho daño", estaba decidida a acudir a la consulta de una psicóloga conductista. Los electroshocks (RESOLUTION AGAINST ELECTROSHOCK - A CRIME AGAINST HUMANITY-) y las lobotomias (Lobotomía - Wikipedia, la enciclopedia libre) de SKINNER le parecían menos peligrosos que la palabra. Todo es relativo, claro, y aún hay gente en el mundo que teme sobre todo la palabra. En cuanto a la ilustración, es de 1782 y caricaturiza al juez Butler, y a su dictamen de que era lícito que los hombres pegaran a sus esposas mientras el bastón no tuviera una densidad mayor que el pulgar de un hombre. ¡Qué espanto! Seguro que al juez Guevara le encantaría...

3 comentarios:

esther dijo...

Hay mucha gente que teme la palabra y son los mismos que defienden lo "breve" y rápido (terapia breve...etc). Existe mucha ceguera voluntariamente decidida, y miedo a lo des-conococido, a sostener un vacío, por esa razon se va tapando con dosis legales de droga y puntos de sutura breve.

el-ed dijo...

ayer pasé a dejarte un comentario mínimo agredeciéndote tu visita a mi bulin, pero el comentario parece que no se adhirió, lo intento de nuevo.
Muchas gracias por pasar y decirte que me parecen muy 'piolas' ambos blogs tuyos.

zbelnu dijo...

puntos de sutura breve!