lunes, agosto 27, 2007

La victoria simbólica y efectiva de La Plaça del Ginjoler

Foto: I.N. Tejados, Cadaqués, 2007
Mi reserva y mi parte más pesimista no me dejó decirlo alto y claro en el primer momento y lo añado ahora. Hemos ganado. Es la demostración de que a veces, resistir y ser tenaz da resultados. Sé que es una pequeña batalla, pero simbólicamente es importante. Y yo no puedo evitar, aunque parezca ególatra, sentir que yo misma he conseguido algo importante. Sé perfectamente que sin los apoyos que he tenido y sobre todo sin Isabel Lacruz (su esfuerzo vecinal, su experiencia de funcionaria europea y su radicalismo afín al mío), nada de esto habría sido posible. Ni sin la conexión china de Vanessa Núñez. Sin el artículo de Vila-Matas. O el de Oriol Bohigas (y su hija Glòria, que me dio la idea in the first place). Y la ayuda de Borja Querol o de Xavier Argimon, sin las propuestas decisivas de Joan Bordas, o los informes de Javier Montalvo, J.M. Sánchez de Lorenzo-Cáceres o los artículos de Francesc Arroyo, A. Puigverd, Marta Carbó, I. Vilardevall, las radios y tvs otras. Sin la receptividad eficaz y generosa del programa de Josep Cuní. Sin la vigilancia de los botiguers del carrer Arimón (la Matalasseria, Iglú, la tienda de caramelos...) Sin el espíritu afín y lleno de ideas del librero de la calle Berlinès y sus amigos y cultivados clientes lectores. Sin las firmas y la colaboración de los vecinos, sin la iniciativa verde del restaurador de La Taula. Y la simpatía de tantos amigos del mundo de la cultura (Todó, Huerga, Rosa Regàs, Chelo Sastre, Lydia Oliva, Antoni Clapès, Enric Casassas, Carles Hac Mor , Anna Maio, Àngel Vilalta, Dante Bertini y tantos otros) y los bloggers y webs que se han hecho eco de la campaña o más bien la han hecho suya. Sin olvidar el reconocimiento agradecido y feliz de tantas ayudas, en mi mentalidad pequeña de figuerenca, no puedo evitar sentir, como la hormiga atómica, que yo elegí el azufaifo y luché por él y ahora tendremos una plaza. Ya sé que es casi una fantasía, pero cada uno se consuela como quiere.
También sé que no podemos bajar la guardia, porque han anunciado que pondrán "un equipament", y como no tienen costumbre de informarnos, tendremos que estar vigilantes por si acaso es de cemento, porque eso mataría al árbol. Y me gustaría recordar que incluso en una cosa tan pequeña como ésta, hemos tenido adversarios, no sólo las amenazas del principio, el desdén de la ex gerente del distrito y de la cap de llicències, sino también la furia sorprendente de alguno y los comentarios de todos aquellos que desaprueban que alguien se moleste en defender un árbol cuando hay tanto sufrimiento humano en la Tierra, como si una reivindicación negara a la otra, como si hubiera que renunciar al verde y dejar que talaran los árboles mientras la justicia no reine, como si ellos estuvieran en Darfur o recogieran a los indigentes de la calle o fuesen enfermeros en Irak, como si impedir que ganen siempre los intereses inmobiliarios excluyera todo lo demás. Cada uno hace lo que puede y yo seguiré utilizando mis pequeños espacios para protestar y escribir sobre muchas cosas que me parecen mal en este mundo, pero estoy muy contenta de haber conseguido que por una vez no les quiten esa sombra verde, ese oxígeno y esa esperanza a los vecinos.
Desde aquí, muchísimas gracias a todos los que han apoyado, colaborado o simpatizado, aunque espero darlas públicamente en la Festa del Ginjoler del 16 de septiembre.
Luego seguiré poniendo links y comentando otros temas de la Polis, ya que los periódicos de estos días son realmente negros y humeantes, pero tengo que traducir...

15 comentarios:

José Manuel Sánchez de Lorenzo-Cáceres dijo...

Estimada Isabel.
Se veía y se intuía que el árbol se salvaría, pero tampoco había un 100 % de certeza. Ahora, con tu reciente confirmación, tenemos que felicitarnos todos. Sinceramente me ha hecho mucha ilusión saber que mi modesto granito de arena ha servido para colaborar en la salvación del jinjolero, que seguro se sumará en breve al catálogo de los árboles singulares de España con todo merecimiento.

Ahora, como bien dices, solo hay que estar atentos para que no perturben la zona radicular del árbol y los movimientos aire-agua a través del suelo sigan produciéndose como hasta ahora.

Felicidades a todos. Ha quedado patente, una vez más, que cuando hay unión entre las personas, y se tiene razón en el fin perseguido obviamente, se puede conseguir cambiar las cosas.

Un saludo

zbelnu dijo...

Muchísimas gracias a ti, José Manuel, por no olvidarte de nuestro azufaifo y seguirle la pista. Pensaba escribiros a todos los expertos que habéis contribuido, pero te has adelantado. Seguiremos poniendo a prueba vuestra paciencia consultándoos sobre la seguridad del árbol y la necesaria vigilancia. Gracias otra vez, no sólo por el esfuerzo, sino por todo lo que he aprendido de árboles con vosotros

el objeto a dijo...

Felicidades a ti Hormiga atómica (sí, las formigues ténen telèfon!) y gracias a ti y a Ninca (tanto monta..) por todo el duro trabajo y la dedicación. A por la fiesta del ginjoler!

zbelnu dijo...

Gracias, Petite a! Acabo de aprovechar que los de tv3 me filmaban medio minuto al pie del azufaifo para coger un montoncito de pequeñas azufaifas del suelo, que plantaré en mis macetas. Te guardo una?

ed dijo...

merecidísima victoria!

zbelnu dijo...

Gracias, Caballo que habla! Aunque parece que no habrá reposo...

ed dijo...

por qué lo dices?

zbelnu dijo...

Hay tanto que vigilar... veremos. Pero gracias por el apoyo

IF dijo...

Genial, genial! Moltes felicitats, per la important part que et toca en aquesta lluita, i moltes felicitats per a tots els veïns del barri, perquè tindrem una plaça allà on hi havia d'haver una mole espantosa.

Com tu mateixa dius, això ha de fer veure a molts incrèduls que val la pena queixar-se, protestar... que no passa gairebé mai, però de vegades, aquestes iniciatives tenen happy ending.

Moltes felicitats!

zbelnu dijo...

Gràcies, veí, If!

Josep GV dijo...

Felicitats per la part que et toca.
Crec que és una gran fita haver salvaguardat aquest magnífic exemplar.
Jo sóc un enamorat dels ginjolers, i tinc pendent de venir a veure aquest arbre centenari.
També cal reconèixer a l'Ajuntament la seva redirecció envers el tema, malgrat sense la pressió veïnal i mediàtica ja veuríem com hagués procedit...
Crec que els Ajuntaments han de prendre cada vegada més el paper de protegir i salvaguardar el patrimoni ecològic, sobretot a les ciutats.
Salut!

zbelnu dijo...

Si veiessis com va reaccionar l'ajuntament fins que no vam sortir per la tele, no diries això. A més, ara, l'ajuntament vol construir un petit equipament de formigó davant de l'arbre, la qual cosa compactaria el terra i acabaria per asfixiar les arrels del ginjoler, que moriria al cap d'uns anys, com passa amb la major part d'arbres centenaris a aquest país.
A Barcelona, l'ajuntament viu de la construcció i des de fa uns anys, Parcs i jardins es dedica a talar i trasplantar per facilitar la feina als constructors. El trasplantament sovint és un pur simulacre. Però nosaltres continuarem lluitant.
Espero que t'agradi el nostre ginjoler!

zbelnu dijo...

I moltes gràcies a tu pel teu comentari, Josep GV!

Josep GV dijo...

La veritat no em sorprèn que l'Ajuntament de la capital actui així, fent de confident de les grans empreses constructores. Aquest és el paper que juguen els polítics locals de forma generalitzada, perquè sense la construcció les arques municipals no s'engreixarien. És la decadència de la política municipal.
Per altra banda, segur que m'agradarà el ginjoler gervasienc, perquè només de mirar les fotos tan guapes que teniu penjades ja me n'he enamorat!

zbelnu dijo...

Pobre ginjoler nostre... Encara no sabem per què fa uns gínjols tan petits, diu l'Aurora A. que potser està cansat. Mira que ha vist història, aquest arbre, en 200 anys...