lunes, junio 27, 2011

Carta de Isabel Lacruz Bassols

Foto: Eph, el azufaifo de Arimón, 2008

I M P I D A M O S

EL ÚLTIMO ARBORICIDIO

EL GINJOLER DEL CARRER ARIMON 7

Estimados conciudadanos, a escasos días del cese del alcalde Hereu, los vecinos de Sant Gervasi nos enfrentamos a una de las últimas tropelías del consistorio saliente:

Cuatro años después de la batalla común por preservar el posiblemente mejor ejemplar de azufaifo de Europa, en pleno Barcelona, que lleva más de 200 años en la calle Arimon 7 (un árbol catalogado gracias a la batalla ciudadana, ya que el Ayuntamiento había firmado la aprobación para que un constructor privado lo cortara), cuatro años sin que el Ayuntamiento se haya dignado contestar a los 1.400 barceloneses que presentamos por escrito solicitud de que los 10 x 30 = 300 m2 del solar se destinen –y aún más en tiempos de crisis económica y medioambiental— a una pequeña plaza o parque, con el fin de que el magnífico árbol no vea afectadas sus raíces a causa de una edificación, y pueda seguir en pie otros cien años, tal y como certifican los especialistas siempre y cuando se le deja esa mínima tierra necesaria;

(ver Joan Bordas : EL GINJOLER MÉS GRAN DE CATALUNYA, ABANDONAT AL MIG DE LA CIUTAT DE BARCELONA, febrer 2011: http://ciencia.ara.cat/jardineria/2011/02/15/el-ginjoler-mes-gran-de-catalunya-abandonat-al-mig-de-la-ciutat-de-barcelona);

El pasado martes día 21 de junio nos encontramos en el exiguo solar del azufaifo una camioneta de la constructora Cots i Claret; interpelados in situ, los técnicos que levantaban planos y efectuaban mediciones del solar, adujeron obligación de secreto y confidencialidad (¿con quién?) para no soltar prenda de sus intenciones y encargo. Colgaron, sin embargo, al día siguiente su cartel empresarial en la alambrada del solar.

La falta de transparencia y publicidad de los asuntos que interesan y afectan a la ciudadanía se hace insoportable.

Algunos ya nos hemos dirigido al Sr. Xavier Trias, quien en sus promesas electorales dice, entre otras:

“Actuarem per recuperar i potenciar el centre històric de Sant Gervasi: l' entorn de Galvany i la Bonanova. Proposarem una plaça de referència...", rogándole que acuerde desde la alcaldía destinar el solar de Arimon, 7 al equipamiento que centenares de vecinos venimos pidiendo, con el apoyo explícito de muchos intelectuales y profesionales de prestigio en la ciudad, a saber La plaça del Ginjoler, en el denso corazón histórico de San Gervasio, en la Bonanova, en una calle extremadamente concurrida, que lleva al metro, que tiene una escuela a 50 m del azufaifo, en una zona del barrio que ha visto hace un año arrasada la arboleda de 29 almeces (lledoners) de la plaza Joaquim Folguera (para una L9 que ahora se suspende sine die), en realidad para proteger un aparcamiento, y con una plaza adyacente, Frederic Soler, antes conocida como plaza Pitarra, que es ya toda cemento gracias al parking. Además, aprovecharon para desechar las farolas de la época, las que en toda Europa se preservan y aquí son sustituidas por unas de autopista.

En lugar de una plaza llena de quietud, árboles y espesura, donde jugaban los niños y leían los mayores, tenemos ahora una zanja inmensa y sucia, que acrecienta el calor, el ruido y la contaminación.

En los últimos meses, en los jardines de Vil·la Florida, ese ayuntamiento ahora en funciones ha talado todos los hermosos árboles centenarios de la parte que da a Sant Gervasi de Cassoles, con el pretexto de construir una biblioteca, ha destruido el antiguo muro y su balaustrada de forja y ha dejado una gran zanja, rematando la triste reforma de unos jardines que fueron frondosos un lugar que estaba mejor cuidado en pleno abandono, incluso con los okupas, pues conservaba toda su espesura y el bonito edificio aún no había sido objeto de una reforma muy discutida.

La lista de destrucción del patrimonio verde y del patrimonio arquitectónico e histórico en este barrio es muy larga.

Apelamos a la conciencia de todos para que hagamos cuanto esté en nuestra mano por difundir y denunciar este inminente -si no lo paramos- arboricidio y atentado contra nuestra ciudad, y oponernos por todos los medios al mismo.

LEED el texto “Morir matando” de 23.06.11 (véase link infra) de la escritora y vecina Isabel Núñez, que ya publicó en su momento la novela de la lucha ciudadana en "La plaza del azufaifo”, Edit. Melusina, 2008, con un prólogo de Enrique Vila-Matas:

http://isabelnunez-zbelnu.blogspot.com/2011/06/morir-matando.html

Y sumaos a nosotros en la batalla por la plaza del azufaifo, para evitar otro arboricidio más.

Isabel Lacruz Bassols

Barcelona, 25 de junio de 2011