martes, junio 12, 2007

El último hallazgo

Foto: Lo ginjoler, Antoni Clapès i/o Dolors Udina? (foto hecha con el móvil al pasar por Arimón).
Esto sigue siendo micrópolis, política concreta de las pequeñas cosas. Dicen que tirando del hilo se llega al ovillo. Yo protesté por un árbol y descubrimos que la constructora había falsificado la información (negando su existencia) para obtener el permiso de construcción. Ayer Ninca (colega en esta campaña, la que lleva la parte del león) descubrió que no sólo en este solar, sino en los adyacentes, torres que han tirado y están construyendo a toda prisa, como si temieran que les descubra alguien antes, construyen también sobre la zona que en el catastro figura como obligatoria para patio o jardín. El Ayuntamiento no comprueba. Esto es Construlandia, Ciudad sin ley al este del Pecos. O Prístina, Kosovo. Si alguien protesta, ¡bingo! Se podría evitar algo.
Aunque ayer, cuando un coche estuvo a punto de arrollar a Ninca a la puerta de su casa y los obreros que destruyen la casa del azufaifo gritaron, seguramente como una broma cruel, "¡Atropéllala!", no pude evitar acordarme, en una mezcla de paranoia y autoburla, de las miradas de furia que me dirigen cuando paso, ni la pregunta de Suportis sobre mi nombre y teléfono, ni el comentario de un colombiano amigo de que en su país nos cortarían a rodajas. Seguramente todo es casual y la furia de esos trabajadores mal informados, algo inofensivo. Pero "el negoci és el negoci" y cualquier cosa está justificada para que no se reduzcan sus pingües beneficios.
Luego pondré los links...

7 comentarios:

mr.ed dijo...

el otro día pensaba que 'ginjoler' podría ser un buen nombre para un trago.
viendo cómo sigue la cosa y esto que denuncias de los "catastros ninguneados", será más factible que 'lo ginjoler' se convierta en trago a que siga existiendo como árbol...

zbelnu dijo...

Pobre ginjoler... Espero que sobreviva pese a todo. Qué significa "trago", una bebida?

mr.ed dijo...

bebida, sí

mr.ed dijo...

bebida/cóctel

zbelnu dijo...

gracias por la aclaración, talking horse

roger dijo...

hace unos años construyeron una caseta de ladrillo sobre el terrado del hotel que hay detrás de mi casa. desde mi ventana antes se veía el cielo, ahora hay que sacar medio cuerpo sobre la barandilla para saber el si hace sol. fui hasta la sede del distrito y pedí que viniera un inspector a ver esa construcción. a un amigo le habían obligado a desmontar una caseta de madera así que pensé que debía estar totalmente prohibido construir en los terrados. al cabo de unas semanas apareció el inspector, le abrí la puerta, se acercó a mi ventana, miró la nueva construcción y me dijo que aquella los hoteleros tenían permiso para levantar ese cobertizo. tuve la desagradable impresión de que había gato encerrado. imaginé oscuros negocios entre arquitectos hiperactivos e inspectores infrapagados.

y viendo ahora que las constructoras edifican sobre zonas destinadas a patios y jardines pienso que no todo puede ser fruto de la dejadez del ayuntamiento. ¿no estarán los inspectores del ayuntamiento mudándose a estupendas mansiones en el empordà? es sólo una fantasía pero peores cosas hemos imaginado.

zbelnu dijo...

Algo de eso hay, seguro... Sobre todo dinero sucio, laissez faire...