miércoles, junio 27, 2007

Notre jujubier

Foto: Linda Danz, Fire Island, David's Pond, 2005
Además de sugerir al lector desconocido (y no diré lo de hypocrite lecteur, mon semblable, mon frère...) que no se pierda lo que cuento sobre nuestra entrevista en el programa de Josep Cuní, en mi otro blog, quería hacerme eco de algo que me ha dicho Ninca, de que en la web de más árboles, Cristina Narbona explica precisamente que ahora, ya no se trata de hacer parques, sino de expropiar pequeños espacios de jardines privados para el disfrute público. Justamente lo contrario de lo que se está haciendo aquí, o de lo que declaró Paz Molinas, gerente del distrito de Sant Gervasi: " Es muy caro..." (y cuando le sugerimos la cuestación popular, a un euro por persona) "¿Y para qué querría expropiar el Ayuntamiento esa franja de jardín, para que cagaran los perros y aparcaran las motos?", y la técnica municipal: "¿Es que no sabéis que la Constitución protege la propiedad privada?" Y como dijo Ninca: En Francia y Alemania, la ley protege la propiedad privada, pero también se protegen los derechos ciudadanos y no se practica el arboricidio de esta manera...
Yo sé que esta agitación mía por los árboles y la conservación del patrimonio no merece mucha consideración de algunos, que consideran éste un tema menor, comparado con el sufrimiento social, la pobreza, las duras condiciones de la inmigración, las guerras, las desigualdades sociales, etc. Sé que algunos consideran que estos temas sólo pueden preocupar a los burgueses y que Sant Gervasi es un barrio afortunado comparado con otros. Pero tambien es un barrio sometido a una rápida degradación, y donde ya no viven sólo miembros de la alta burguesía, sino que hay mucha gente empobrecida, no sólo tercera edad, sino de todas las edades. Es un barrio caro, mal comunicado (se supone que todo el mundo va en coche) y que antes gozaba de esa atmósfera ajardinada y residencial que han sustituido por grúas, casas de mala calidad y contaminación. Durante el día, el ruido es insoportable.
Yo he procurado siempre utilizar los espacios que tenía para protestar contra el desierto cultural, las bajas tarifas de los trabajos intelectuales en este país, la necesidad de la memoria histórica, el racismo, mi desacuerdo con políticas fiscales que gravan a los más necesitados y favorecen a las grandes fortunas, la pauperización del país y el creciente abismo entre ricos y pobres, la necesidad de invertir en educación y la misoginia, por poner algunos ejemplos. Pero eso no impide mi desolación al ver cómo destruyen el patrimonio arquitectónico y la vegetación de la ciudad, cómo cambian árboles centenarios y majestuosos por arbustos escuchimizados que nunca llegarán a esos volúmenes, o pequeñas torres por pisos de mala construcción y falsa opulencia. No se destruyen para resolver una demanda de vivienda social, sino sólo por pura especulación.
Incluso en lo peor de los bloques socialistas balcánicos y eslavos, los árboles centenarios y los jardines como bosques alivian del cemento. Nosotros necesitamos el oxígeno de los árboles y su quietud, no es una utopía, otras ciudades de Europa han preservado esos espacios. Creo de verdad como Jodorowski que la falta de belleza enferma.

10 comentarios:

Júlia dijo...

Las dimensiones que está tomando 'el caso del árbol de la calle Arimón' muestran que es posible, al menos, todavía, hacer ruido ante el disparate.

Cierto que hay barrios más maltratados, vivo en Poble-sec y en Montjuïc, sin ir más lejos, se han hecho y se están haciendo barbaridades, el problema es que hemos perdido la ilusión de protestar y la esperanza de que sirva para algo.

Hay, sin embargo, un dato curioso respecto la zona 'alta', repasando la web patrimonial de Barcelona, he visto que hay muy pocos edificios catalogados, a pesar de que, a simple vista, se percibe que muchos lo 'merecen', no será que se curan en salud por si acaso hace falta que 'desaparezcan'?

Sobre los jardines, es escandaloso, en todo caso se protege el edificio o una parte, pero no se dice nunca nada de la zona de jardín.

zbelnu dijo...

Efectivamente, aquí todo se puede tirar. ¿Cuál es la web patrimonial de Bcn? Me interesa tu sugerencia, gracias, Júlia.

Anónimo dijo...

La entrevista del programa estuvo muy bien. La opinión de los botánicos no tiene réplica posible.
Yo sé que hay una constitución, un derecho romano y que la célula sobrevive como célula (en ese consiste la anatomía de un cáncer) No creo que el beneficio de la compañía sea lo que beneficie más a la ciudad, ni por supuesto al árbol. Tener sensibilidad y tener respeto, por cosas que merecen ser respetadas, es muy rentable para una ciudad y futuras generaciones. ¿Qué te parece la Kaiser Wilhem de Berlín? No sé que se hubiera hecho en este país ..

Lo que escribiste la noche que derrocaron la casa , el vacío y la vida del árbol, me hicieron pensar poemas de Takiguchi, también en aquello de la dignidad de un árbol....
Admiro este tipo de sensibilidad: “Las cosas más simples me dan ideas. Un plato en el que un campesino come una sopa; me gusta más esto que los platos ridículamente ricos de la gente rica (..) Para mí un objeto es algo vivo. Este cigarrillo, esta caja de cerillas contienen una vida secreta mucho más intensa que ciertos seres humanos.
Cuando veo un árbol recibo un impacto, como si fuese alguien que respira, que hablara. Un árbol también es algo humano” decía Joan Miró..

El espacio del solar es reducido, la empresa compradora se aferrara a derechos adquiridos e inviolables ... En ese “solar” se puede crear un espacio muy bello y eso “bien hecho” es rentable para todas las partes....

Rubén Darío en el 1914 vino a recuperarse de una enfermedad a Barcelona: Jardí i hort, solitud sana, amb sol i fruita i flors i ocells.... esa Barcelona es irrecuperable ¡Pero algo hay que conservar! Dutrou

Anónimo dijo...

La traducción del libro de Barthes está hecha por Adolfo García Ortega (Seix Barral). El libro Muntaner, 38, me fué imposible conseguirlo, está descatalogado. D.

zbelnu dijo...

Rentable para todas las partes! Ojalá, pero para eso haría falta otra empresa, otro espíritu. Supportis sólo extiende su horror allí donde trabaja.
Los árboles son humanos o nosotros somos arbóreos. Hay algo, la manera en que extienden sus raíces en la tierra y estiran los brazos múltiples hacia el cielo, que yo les envidio. Tienen esa rectitud que recomienda el yoga, toda la armonía, y cuando crecen torcidos, arqueados por el viento, como esos pinos de Cap Norfeu que retrató Manel Armengol y que he puesto aquí dos veces, siguen siendo hermosos.
Un librero que me detestaba me dijo una vez que nunca traducirían El imperio de los signos ni nunca lo reeditarían en francés (estaba agotado). Tal era su extraña rabia contra una desconocida. Luego me dijeron que odiaba a las mujeres en general. Al cabo de una semana, Paidós anunciaba la Biblioteca Barthes. Y en París reencontré L'Empire, que había perdido. Ahora creo haber perdido Fragments, los uso tanto que nunca sé dónde están... Gracias por tus comentarios y por la búsqueda del libro, pero dime algo de ese libro, por qué debería leerlo, y lo buscaré en berlibro, algún librero lo tendrá...

Anónimo dijo...

Yo he leido el libro hace una semana. Lo encontré en una biblioteca de la diputación. Lo he buscado en la central, casa del libro, laie y está descatalogado...
Es un libro que le gustaría a Marsé. Hay alguna similitud.

Entiendo que la no notificación de la existencia del árbol, ni de su excepcionalidad, anularía, o tendría que anular, muchas cosas..

Un Ayuntamiento cuenta con recursos suficientes para ello. Encontrando un defecto de forma, entiendo que el solar no interesaría demasiado....

Yo lo veo así (es muy subjetivo claro)
¿Es ud. el propietario de la empresa constructora X? Pase,pase... Le apetece un bombon, son buenisimos, son de fruta, fruta... esas cosas maravillosas que dan los árboles.
Mire ud. nosotros somos un gobierno que ha conseguido llegar aquí diciendo que somos de izquierdas y ecologistas. Tenemos que actuar como tales. Somos gente que tiene convicciones y las defendemos a muerte. Ud. no ha notificado tal cosa y le aseguro que seremos inflexibles ¿Qué hacemos? Nosotros respetamos a
ciudadanos ejemplares (hay muchos y muy ilustres) y les dedicamos plazas y espacios. A nosotros nos reportaría una gran credibilidad y a uds. unos beneficios fiscales muy interesantes...,ya verá cuando le explique... Tenemos la maquinaría publicitaría para salir todos en la foto. ¿Qué le parece? Coja otro bombon .. Como le decía... podemos hacer, por ejemplo, un gran mural, el hijo de Artigas sabe el oficio. Nosotros de forma imaginativa ya buscaremos soluciones, su nombre saldrá en letras grandes, y ya tendrá futuros beneficios... Eso nos comprometemos a arreglarlo...

Lo del librero lo había leido y me imaginaba uno en concreto... A mi decir que me trata muy bien. ¿Está en la parte baja de Barcelona?

zbelnu dijo...

En efecto, pero vamos a rectificarlo enseguida. Además, cuanto más sabemos de ese árbol, más se refuerza la idea de que no pueden destruirlo impunemente. Pero con todo esto no puedo ni trabajar...

Júlia dijo...

Es:
http://www.urbanismedebarcelona.net/patrimoni/home.htm

La consulto a menudo, por curiosidad, admito que han aumentado mucho los edificios catalogados. El caso es que por motivos de hospitalización de mi madre vengo a menudo ahora por la parte de la Bonanova y me ha sorprendido bastante ver como, a pesar de contar con edificions importantes, los catalogados son, proporcionalmente, pocos -o me lo ha parecido a mi, tampoco he hecho un estudio 'aprofundit'-. Habrá que investigar...

zbelnu dijo...

Gracias, Júlia. Lo consultaré yo también y les repetiré tu comentario a unos que conozco de una asociación de defensa patrimonio. Lástima no tener dinero para dedicar tiempo a todas estas cosas, a mí lo del árbol me lleva a la ruina, pero has visto? Resulta que es un ejemplar único en Europa, ya certificado! Y el ayuntamiento acepta cargárselo...

zbelnu dijo...

Por cierto, anónimo, no te contesté a la pregunta. Sí, el librero hostil está en ciutat vella, aunque en otros tiempos estuvo en el eixample