martes, septiembre 02, 2008

El fichero Edvige, las amenazas al Estado de derecho

Foto: Inés Batlló, Bel en Provence, 2008.
Yo firmé contra la instauración del ya tristemente célebre Fichero Edvige en Francia, un intento de someter a todos los ciudadanos a un férreo control policial, sin excluir a los menores, sin necesidad de haber cometido ninguna falta. En un país que había sido celoso de esos derechos y de la intimidad y cuyos ciudadanos se escandalizaban de que a los españoles nos obligasen a mostrar el documento de identidad para pagar con tarjeta (ellos tienen otro sistema que protege su identidad y la seguridad bancaria a la vez) y para cualquier cosa (ahora toda compañía nos lo pide por teléfono, con grave riesgo para nuestra seguridad, sobre todo teniendo en cuenta que las compañías subcontratan a gente que ni sabe ni dura), se han recogido 90.000 firmas contra ese siniestro proyecto de estado policial.
El manifiesto explicita que:
Ce fichage vise à permettre la collecte de renseignements identitaires sur les « suspects » (personne mais également groupe) simplement considérés, par la police, comme susceptibles, à l’avenir et de manière totalement hypothétique, de porter atteinte à « l’ordre public ». Il permettra de compiler toutes les notes de renseignements telles que : état civil, photographie mais aussi fréquentations, comportement, déplacements, appartenance ethnique, vie sexuelle, opinions politiques, philosophiques, religieuses, appartenances syndicales et associatives… La police sera autorisée à consulter ce fichier en cas d’enquêtes administratives pour l’accès à certains emplois. Les mineurs ne seront pas épargnés puisque fait sans précédent dans notre République et particulièrement choquant, leur fichage sera autorisé dès l’âge de 13 ans et cela sans qu’aucune infraction n’ait été commise et sur la seule base de leur dangerosité présumée.
Muchas asociaciones ciudadanas se han manifestado en contra y entre ellas las asociaciones de defensa de los derechos de los homosexuales, ya que esta ley permite investigar y archivar la conducta de cualquier individuo, sus frecuentaciones, violando su intimidad y exponiéndole y haciéndole vulnerable.
Todo esto no es casual. Forma parte de este nuevo mundo vigilado que inició la administración Bush con la excusa del terrorismo y que por desgracia se ha extendido por Europa, los controles internacionales en los viajes, etc., y que anula la presunción de inocencia y señala a todos los ciudadanos como sospechosos, mientras por otra parte los terroristas circulan libremente con su plutonio, y el tráfico aéreo de armas sigue llevándolas a África regularmente en avión, tal como mostraba La pesadilla de Darwin.
Dice B. Delanoë, ahora candidato a primer secretario del PSF: "la défense des libertés individuelles est plus indispensable que jamais, par exemple quand le fichier Edvige [fichier policier qui répertorie les individus suspectés de vouloir troubler l'ordre public N.D.L.R.] classe les citoyens selon leurs convictions, leur état de santé ou leur identité personnelle. La lutte nécessaire contre la délinquance ou le terrorisme ne justifie pas ce dérapage grave."
Yo no espero gran cosa de Delanoë, que vacila cuando el periodista de Le Monde le pregunta sobre retirar las tropas de Afganistán. Ahora bien, cuando un político se manifiesta preocupado por los recortes de derechos y promete eliminar una ley así, al menos se le podrá presionar para que lo haga. Cuando un político ya se pronuncia de derechas y usa la demagogia del antiterrorismo, etc., no hay nada que hacer.
El hecho de que los franceses se dejaran abducir por los encantos hollywoodienses del temible Skz y le votaran masivamente (algo más de la mitad), en parte gracias a la agresividad con que atacaron a Segolène Royale en su propio partido, ha acentuado la sombría situación del mundo, según mi punto de vista. No es que a mí me convenciera Mme. Royale, que había confesado en algún momento su admiración por Blair. Tampoco me convence Obama y con todo, contra mi idea de un voto convencido, ahora pienso cada vez que hay que votar a todos esos males menores, porque el mundo es peor con Bush, con Berlusconi, con McCain, con Sarkozy, y la crisis económica nos hace especialmente vulnerables a políticas lepenistas.

2 comentarios:

frikosal dijo...

Ya ni Francia parece que es lo que era, pero por lo menos se han molestado en hacer explícita la existencia del fichero ¿aquí no existe algo parecido? Curioso el caso de Sarkozy y como ha podido llegar tan lejos.

"Cuando un político ya se pronuncia de derechas y usa la demagogia del antiterrorismo, etc., no hay nada que hacer"

Mucho se ha visto de eso aquí, con otros tintes. Y lo que está por venir, más con la crisis. Empiezo a oir comentarios que me asustan.

Creo que ya lo comenté, a mi me da especial repelús la posible vicepresidenta de McCain.

zbelnu dijo...

Esa mujer es horrible, Friks. Ojalá Gustave acabase con ella... Todo es muy inquietante