domingo, noviembre 16, 2008

El espíritu derechista; lecturas de prensa

Foto: Lewis Hine (gentileza de L.O.)
El espíritu derechista siempre predomina en este país. Ayer estuve en la manifestación de Plaça Catalunya contra el capitalismo salvaje y el coste social de la crisis financiera. Había banderas republicanas, trabajadores de muchas empresas sometidas a expedientes de regulación y despidos a mansalva, estudiantes contra el perverso proceso de Bolonia, palestinos que se solidarizaban con esa lucha, pancartas sociales. Uno de los oradores, trabajador ya mayor de una fábrica de Vilanova, habló de una crisis ideológica, e intentó recordar a los trabajadores que lo son; me recordó a aqul programa de Arte Tv titulado Où sont passés les ouvriers? que hablaba de eso, de la desaparición de conciencia de clase que lleva a mucha gente a pensar que pertenecen a la clase media y que ahora se verán empobrecidos y desposeídos sin comprender, atados y asfixiados por hipotecas y bancos. También hablaron de cómo las empresas aprovechan la crisis para sus planes de deslocalizaciones, ahorro, asfixia de los trabajadores, etc., con el beneplácito de los llamados partidos de izquierda, del gobierno nacional y autonómico, y a veces incluso con el apoyo de las centrales sindicales tradicionales.
La concentración (habría dos mil personas o mil seiscientas) era a todas luces pacífica y algo festiva, aunque triste para mí. Me recordó a una novela de Cynthia Ozick y otras que describen las primeras manifestaciones de socialistas en Estados Unidos y en Londres, la esperanza de que el mundo cambiara, y aquel espíritu alegremente naïf unido a la situación dickensiana de la revolución industrial. Ahora hay menos esperanza que nunca. Al salir de allí vimos una gran marabunta de gente que compraba y circulaba en coche, una tienda espantosa de la Gran Vía, con los escaparates llenos de osos de peluche de color rosa y azul, estaba llena con oleadas de gente. Y luego empezó a bajar cantidad de policía y L. me dijo por sms que estaba cortado Pelai y no sé cuántas calles más. Era muy extraño y había también ambulancias. La manifestación era pacífica. ¿Llevaría la policía consigo a unos provocadores violentos? Probablemente. Dice la prensa que los manifestantes intentaron protestar ante la sede del Banco de España (decía "protestar", no apedrear ni atacar) y la policía lo impidió. ¿Por qué? ¿Es ilegal protestar ante un banco? Dice también la prensa que hubo enfrentamientos: ¿los provocó la policía?
Leo que el CAC ha concedido licencias de radio a siete emisoras episcopales y una a Montserrat mientras se las negaba a pequeños grupos independientes o locales. ¿Por qué? ¿Por qué la ley de educación de Maragall beneficia a la enseñanza privada y la equipara con la pública, acentuando nuestra diferencia con los países europeos y siguiendo la tradición de CIU? Una vez más acabo concluyendo que el franquismo destruyó para siempre este país, donde la supuesta "izquierda" sólo sirve para mantener la misma política que hacen los gobiernos de derechas, y es que la izquierda en este país, como decía la psicoanalista Anna Miñarro, no abandona la actitud de víctima, y sigue sirviendo al amo.
En cuanto a la memoria, lean por favor el artículo de Benjamín Prado en El País y el de Javier Cercas en el suplemento dominical del mismo periódico. También en la prensa, un artículo interesante y reflexivo, de los que ahora más necesitamos, es el de Víctor Gomez Pin, Literatura y nihilismo social, donde critica sutilmente a Vargas Llosa y habla, partiendo de Proust -y Dreyfus planea silencioso- de la ética, el arte y el compromiso. En su blog, hace un tiempo, este filósofo asociaba el espíritu católico al capitalismo financiero citando el evangelio. No se lo pierdan.
En La Vanguardia, un lector opina de las esculturas de Lesseps. Vean la foto los que no hayan pasado por el lugar.

4 comentarios:

frikosal dijo...

Estupenda e inquietante entrada. Me temo que tienes razón, punto por punto.
En cuanto pueda leeré los enlaces. Bueno, uno ya lo he leído y me ha indignado.

zbelnu dijo...

Gracias, Friks! Lee el último link, creo que te gustará, cita a Mateo y ya ves, el espíritu neoliberal salvaje ya estaba allí, en la parábola de los talentos.

ephemeralthing dijo...

Este "artículo" tuyo es un listado, por desgracia corto, si sólo fueran esos, de situaciones y hechos que bien "ilustran" la cita de Anna Miñarro, un clasismo feudal, digno de una sociedad agraria, sigue impregnando las relaciones en cualquier ámbito, ya sea la arrogancia de la actuación policial o la los jefecillos del CAC.
La lista (otra) de enlaces que incluyes ayuda a encontrar explicación a tanta impertinencia y desgracia. Simplemente soberbia, gracias por incluirla.

zbelnu dijo...

Gracias a ti por tu comentario!