sábado, noviembre 08, 2008

Más sobre los árboles

Foto: I.N. Pati en Collserola, 2008
El otro día volví a pasar por la destruida plaça Lesseps. Me dieron escalofríos de pensar que pronto tendremos lo mismo en la plaça Joaquim Folguera y cada vez que salgo del metro o la atravieso para cogerlo, miro esos magníficos almeces (lledoners) preguntándome qué podría hacer para salvarlos de la condena. El tiempo se acaba. Las obras, que ya han excavado los alrededores y han destruido una o dos placitas verdes talando salvajemente junto a la fea ronda del general mitre (Escipió y Homer), están anunciadas para enero. Para eso siempre hay dinero, aunque no lo haya para las escuelas.
Hoy en La Vanguardia alguien se queja, tal vez porque viene de fuera y tiene otra mirada. Yo aún no me he recuperado del intercambio de emails con un arquitecto joven que me habló de la tala de los árboles de la Diagonal como si se tratase de quitar unas sillas y poner otras. "Se cortan y se ponen otros". Qué extraña idea de la sostenibilidad, la sequía, el cambio climático, el ahorro energético, la oxigenación. Qué les importa a ellos que los árboles hayan tardado cincuenta o cien años en crecer. "La Diagonal tal com és ara és una merda", me dijo. A mí me horroriza el tráfico, pero la Diagonal me parece magnífica. Esa arrogancia de los arquitectos ha llevado a destruir en Sant Gervasi todas las casitas decimonónicas para construir engendros baratos de falso lujo. La mima arrogancia que cubrió el lugar de los fusilamientos del Camp de la Bota con el vacuo Fòrum, y que ahora lleva a Ghery a construir un Museo de la Tolerancia sobre el antiguo cementerio musulmán en Israel.
Copio aquí la carta de Lesseps de La Vanguardia. Comparto su sentimiento y sus interrogaciones. A mí no me parece ninguna tontería (a diferencia de los que califican nuestras batallas verdes de algo nimio), sino una voluntad de hacer negocio sin límites a costa de nuestra vida cotidiana, de la quietud, del oxígeno. Por cierto, firmad aquí (pero con nombre y profesión, por favor, y no hagáis caso de esa petición de dinero, que no es nuestra) si queréis evitar que corten los árboles de la Diagonal, Joaquim Folguera, el Parc de la Ciutadella...
RIP Lesseps ROSE M. SKERPAC - Barcelona. El gran pulmón verde llamado plaza Lesseps ha muerto de cáncer de hormigón. Aquel agradable oasis de verdor donde los jubilados como yo disfrutábamos con la compañía de niños jugando y pájaros cantando ha desaparecido para siempre. Como si se tratase de un gran camposanto, grandes lápidas de gris hormigón tapizan en la actualidad espacios antaño dominados por el verde, convirtiéndolo en un lugar desapacible y siniestro que más que invitar, ahuyenta a quienes buscamos en medio del caos de la gran ciudad rincones para la serenidad y el sosiego. ¿Por qué en los nuevos espacios públicos se prescinde del gran arquitecto llamado naturaleza y se recurre de forma sistemática al artificial hormigón? ¿A qué se debe este empeño para expulsar de la ciudad el color verde? Estas son preguntas que nos hacemos muchos ciudadanos que, como yo, vemos como nuestro barrio ha quedado empobrecido con la desaparición de aquel gran espacio verde. ¡Descansa en paz!

23 comentarios:

civisliberum dijo...

Llegue a BCN por los anos 70 y ya estaba en obras. No se como quedara ahora, pero peor que estaba hasta ls fecha me parece dificil. Antes de pasar Mitre parece que estaba muy bien, pero en epoca del alcalde Maso la destrozaron.
El dilema es el siguiente:coches o peatones, personalmente yo que jamas de los jamases cojo el coche por BCN prefiero a los peatones, pero dudo que el 90% de los barceloneses opine lo mismo. Hasta en el trabajo empiezo a ser un bicho raro por preferir ir hasta el el Bus que en coche particular, teniendo un parking a mi disposicion.

zbelnu dijo...

Quizás vivimos en ciudades distintas. Yo he visto cómo la destrozaban sin parar. En la época de Maragall se hicieron algunas cosas buenas. Luego se acabó. Los sociatas la han destrozado tanto o más que porcioles, han tirado todo, han construido en exceso´, se abrió la veda y ya lo dijo Saviano, la camorra y la mafia rusa se repartieron el territorio español en la construcción. Barcelona sólo empeora...

José Luis Sánchez dijo...

Lo de la plaza Lesseps es un crimen ecológico, un atentado de lesa arquitectura, un canto al mal gusto -¿habrá alguien que se atreva a llamar arte a esos cacharros de hierro que han incrustado en mitad de la plaza?-, en definitiva, esa barbarie pseudo vanguardista, que está infectando nuestra ciudad, es un peligroso virus que deberíamos exterminar.
¡A ver si los podemos echar del Ayuntamiento!

zbelnu dijo...

Toda la razón!

zbelnu dijo...

Ahora bien, la alternativa no existe, ¿a quién llevaría usted al ayuntamiento?

frikosal dijo...

Este fin de semana estuvimos en Francia, muy de pasada y casi sin darnos cuenta. Hay un punto donde se cruza la frontera por una pista forestal y al cabo de unos 10km de camino de tierra se llega a Banyuls sin haber visto un cartel que ponga "France" o algo por el estilo. Banyuls no es que me guste especialmente, pero se nota que estás en otro país por que no hay obras, y por los árboles. Es algo cultural y cualquier persona que abra un poco los ojos puede ver que aquí tenemos un problema.

Aquí en la ciudad-dormitorio llevan más de cinco años en las obras -con tala de árboles incluida- de una estación de tren, que se ha anunciado con gran pompa, y ahora que terminan, ha resultado que ¡ han hecho un parking !. La estación no ha sido ni empezada. Lo peor es que hagan lo que hagan, volverán a ganar las elecciones.

zbelnu dijo...

Tú lo has dicho, Friks, cuaquiera que abra los ojos. Lo extraordinario es la cantidad de zombis que viven y andan con los ojos cerrados y algunos incluso se enfurecen cuando les fuerzas a abrirlos con tus críticas, otros simplemente repiten tonterías y muestran su negación de la realidad.
Y los amigos del cemento y la corrupción siguen ganando.

civisliberum dijo...

Isabel,
Recuerdo fotos de hace años que la plaza era una maravilla, era una plaza. Ahora es algo indefinible, como una desagradable con coches por ambos lados y por debajo.
No se como quedará, pero antes de las obras actuales era una autentica desgracia.

zbelnu dijo...

Una plaza debería ser siempre un espacio con tierra y árboles. La plaza lesseps está acabada y es una pesadilla. Sólo les preocupaban sus túneles e infraestructuras. Arriba no se les ocurrió que la gente necesitara oxígeno, follaje que absorbiera algo del estruendo y la polución del tráfico espantoso que hay allí. Era muy fácil: sólo haber dejado metros de tierra... pero no los dejaron. Me lo dijo un ingeniero agrónomo que está bien informado. Bajaron el nivel del suelo por arriba y subieron el de los techos de los túneles. A nadie le importó que no pudiera haber árboles ni incumplir las promesas del proyecto que entregaron a la prensa. Van a hacer lo mismo en Joaquim Folguera. Y en la Diagonal. Allí donde hay árboles los talan.

Anónimo dijo...

Yo había llevado a mi perra Rita muchas veces a la plaza de Lesseps, porque caminábamos desde mi casa hacia arriba, por las callejuelas más tranquilas, a veces parecía que estuviéramos en un pueblo, apenas pasaban coches. Luego llegábamos a la plaza, era algo estresante cruzarla pero llegabas a ese jardín y te olvidabas de que estabas encima de un gran nudo.
Ahora llevo a Sally por las mismas callejuelas, que siguen tranquilas, incluso ahora tal vez lo sean más por los cambios de sentido del tráfico, sólo que han desaparecido algunas bonitas casas ajardinadas y han aparecido muchas nuevas construcciones... y lo peor es que al llegar a Lesseps ya no hay ningún jardín...
P.

osman dijo...

He leído los comentarios del pseudo-arquitecto que mencionabas y no he podido morderme la lengua, y mira que soy reacio a escribir en estos foros.
Soy un joven arquitecto barcelonés cansado de tanta patraña progresista. Sólo puedo calificar los comentarios del susodicho de mediocres, ignorantes, soberbios, prepotentes y de una vacuidad peligrosa y preocupante. Siempre pensé que nuestra escuela profesional era un vivero de tecnócratas de sonajero. No sé porque narices la sociedad civil sufre tanta veneración por estos mercenarios de la especulación (sobre todo en los medios de comunicación). Será probablemente por una herencia pasada en donde los arquitectos eran cultos, ilustrados y tenían influencia en los órganos gubernamentales. Hoy en día nada de eso se corresponde. El estúpido egocentrismo técnico-artístico aleja a estos profesionales de las decisiones en favor del bien común, ya no son los guardianes de nuestro habitat, ni de lo que nos convendría para ganar en calidad de vida.
Para información general, lo que propone esta gente nada tiene que ver con la arquitectura. Podríamos denominarlo de construcción, de materialidad, de tecnicidad e incluso productividad y marketing…pero muy lejos queda de la ARQUITECTURA en mayúsculas, donde composición, equilibrio, armonía (no sublimidad, majestuosidad e impacto visual) y el conocimiento técnico y empírico se unen en beneficio de la acción de HABITAR.

Por otro lado comentar que sin ningún tipo de simpatía por la derecha de nuestro país, cuando dices que no hay alternativa al gobierno municipal yo no lo veo así. Nada será la panacea, pero quizá convendría deshacerse del corsé de “izquierdista” para deshacernos de esta lacra. Romper con esta dictadura democrática de más de 25 años de poder legitimada por un electorado sectario, sería cuando menos saludable.

zbelnu dijo...

DE acuerdo en lo que dices de la verdadera arquitectura; lo mismo podría decirse de los psiquiatras -meros vectores de laboratorios farmacéuticos- respecto a la psiquiatría humanista tradicional, o a los médicos -dispensadores y usuarios al servicio de los laboratorios y las máquyinas, que ya ni observan a sus pacientes ni les escuchan- respecto a aquellos médicos que cumplían con el juramento hipocrático.
Ahora bien, no sé en qué país has vivido. La derecha nos ha gobernado siempre y yo sé muy bien lo que significa. Veintiséis años de Pujol en Catalunya, o cuarenta años de Franco, o 8 años del PP de Aznar, ¿no te han servido? O el PP en la Comunidad de Madrid o en Valencia, etc. Es peor todavía, que ya es mucho decir.

frikosal dijo...

Interesante intervención del vehemente arquitecto joven. Yo quisiera intervenir y matizar que la "patraña progresista" es patraña pero no progresista.

Por lo demás, coincido bastante. Los arquitectos son muy peligrosos, pero la culpa no es suya si no de quienes les hacen caso.

zbelnu dijo...

También es culpa de ellos. Cuando Gehry, que es rico y poderoso, acepta construir su "museo de la tolerancia" encima del cementerio musulmán más antiguo, cuando Herzog y De Meuron, igualmente estrellas y poderosos, aceptaron construir el Fòrum encima del lugar donde se fusió a tantos republicanos, están eligiendo una opción. No informarse también es una opción. Taparse los ojos. Cuando Siza dibujó su proyecto e hizo desaparecer del plano los árboles frondosos del paseo del Prado, también hizo una opción, y luego peleó por ella contra la baronesa y los ciudadanos furiosos. Como esos arquitectos que en una reunión en Barcelona despreciaban a la gente que "no entiende" y nos tildaban de ignorantes y reaccionarios a los que preferimos lo que había a lo que ellos ponen. Esa arrogancia analfabeta y despreciable. Ese abuso y mal uso de la palabra sostenibilidad que incluye arrancar árboles que tardan cien años o cincuenta o doscientos en crecer. Ese desperdicio energético, de oxígeno, de recursos naturales, etc.
Por cierto, anoche me dijeron que ya han empezado a echar cemento a los almeces de la plaza. Tengo que ir a comprobarlo y me dan escalofríos.

frikosal dijo...

Si, tienes razón, no lo había pensado así y veo que también es culpa de ellos, pero ¿por que se aceptan sus ocurrencias?

Una cosa es el arte, donde todo vale, y otra un edificio o una plaza, que va a costar mucho dinero, va a tener un impacto visual muy grande, consumir mucha energía, perjudicar a los usuarios, etc.. aquí ya no todo es aceptable.

Yo he estado viendo durante años auténticas barbaridades, muchísimos edificios de viviendas que necesitan ineludiblemente aire acondicionado para que se pueda vivir dentro. La gente ya no sabe donde está el norte y el sur, que debajo de una terraza expuesta al sol hace calor, que el cristal es un material pésimo desde el punto de vista térmico, etc.

Y con el señuelo de que "llevan climatizador", pues han comprado auténticos bodrios.. y además se han hipotecado para siempre y nos han dejado un consumo de electricidad galopante.

Quiero pensar que todo esto no es culpa solamente de los arquitectos.

Y muy interesante que uno de ellos comente en "esos foros" y nos de su opinión.

osman dijo...

Yo he vivido en el mismo país que tú, aunque mis ojos no son los tuyos. Hoy en día las derechas y las izquierdas se diluyen. Todavía hay diferencias pero cuanto antes nos percatemos de que el capitalismo no es de un color u otro, antes nos repondremos a los engaños. La derecha nos impone el modelo de estado y la izquierda nos hace dependientes del él, y los dos con guiños a sus dictaduras “amigas”.

Es cierto que la derecha ha sido el cáncer de nuestro país. La derecha en España es nefasta, pero, ¿quien te dice que estos socialistas no son de derechas? ¿Nos creemos lo que hacen o lo que promulgan? Sí, es cierto que ha habido algunas decisiones sobre derechos sociales acertadas, pero no basta. Estoy totalmente de acuerdo con la recuperación de la memoria histórica por encima de todo, pero no basta. No basta cuando a las nuevas generaciones se nos priva de derechos fundamentales y se nos educa en el pensamiento único (tanto los unos como los otros), que futuro es ese. Sí, siempre podría ser peor y podemos alimentar el discurso de que cualquier alternativa será peor, pero me parece un discurso estático, un “bucle”. O bien dejémoslo como está, que estén 25 años más y a ver que futuro nos espera.

zbelnu dijo...

No, es culpa sobre todo de los políticos municipales, pero constructores y arquitectos están en ese negocio y la mayoría no tiene escrúpulos ni son dignos de esa tradición que mencionaba Osman. Pero tienes razón. Uno de esos edificios iba a construirse sobre el cadáver de nuestro azufaifo y ahora lo construirán en avinguda Tibidabo. Todo el día con luz artificial y aire acondicionado. Lo contrario de lo que se busca ahora en Europa, ayer veía unos arquitectos daneses y unos edificios que se ventilan con el aire exterior, con placas solares por supuesto, etc.
Por cierto, ante la crisis, Portugal decide convertirse en el país con más energías alternativas, mientras España renuncia a sgeuir financiando esas investigaciones. Y renuncian a poner condiciones ecológicas a esos edificios

zbelnu dijo...

Perdona, Osamen, no sopn sólo los ojos, es que no nos entendemos.
Es obvio que el psoe no es de izquierdas ni los Verds de Iniciativa son verdes ni ecologistas. Todo esto forma parte de la perversión del lenguaje. Pero yo sé lo que me digo aunque tú no me entiendas.
Dijo John Kenneth Galbraith que (en su tiempo) la única diferencia que quedaba entre izquierdas y derechas era la inversión en educación y en lo social, la idea de que el estado es deficitario por defininción y los servicios públicos no tienen que ser rentables.
Ahora que ya no hay izquierda, la única diferencia es que a Zp o al psoe, a los que se llaman de izquierdas se les puede exigir que cu,plan lo que incumplen, y en esa pequeña negociación está el único margen.
Los de derechas son de extrema derecha en este país. No es la derecha francesa ni inglesa ni sueca. Significa renunciar a lo poco que hemos ganado, significa renunciar a las mínimas reglas democráticas.
Y aquí acabo.

zbelnu dijo...

Ah, y si tú quieres votar a la llamada derecha, osman, es tu problema, no me vas a convencer a mí para que lo haga. Hasta aquí podíamos llegar.

frikosal dijo...

Una nota optimista: en cuanto a energía renovable, por lo que respecta a generación eléctrica no estamos mal, y se sigue investigando, hay empresas potentes, etc.

En lo que si hemos fallado ha sido en permitir que el aire acondicionado se generalice y haga crecer el consumo de forma galopante por nuestro clima. Yo hubiera gravado los equipos de frío, que ahora resultan más baratos que instalar un toldo, cuando lo razonable, sostenible o como se quiera llamar sería lo opuesto.

zbelnu dijo...

Gracias por la nota optimista. En los periódicos dicen que la financiación de esa investigación se ha recortado drásticamente. Pero a mí lo que me alucina, además de lo que dices de la opción ac-toldo, es que obliguen a construir parking bajo toda vivienda (talando árboles y quitando verde donde aún lo hay, como pasa en este barrio) y que no obliguen a los arquitectos y constructores a buscar el ahorro energético en lugar de autorizar todo lo contrario. La falta de planificación ecológica es obvia. Y mientras, el propio ayuntamiento se encarga de talar los árboles más antigos de las ciudades con cualquier pretexto.

osman dijo...

No pretendo convencerte de nada y yo no sé si votaré. Estamos dialogando. Igual no nos entendemos bien. Aunque sinceramente me gustaría saber como hacer cumplir lo que incumplen. Felicidades por tus blog’s y por tu último libro.

zbelnu dijo...

Mira, Osman, es muy difícil, pero si este país es peor que otros es culpa de la pasividad de la gente, que se contenta con votar y quejarse entre amigos. Nadie escribe a los políticos, nadie les interpela, nadie se mueve. A mí, con el azufaifo (no sé si sabes la historia) todos me decían: No conseguirás nada. Ese nihilismo es hijo del miedo del franquismo. Antes era: Cuidado, es peligroso. Ahora: No sirve de nada. Pero mis amigos europeos y americanos escriben a senadores o MP, o lo que sea y les interpelan. La gente en otros lugares tiene más conciencia de que sus impuestos son el sueldo de los políticos y de que tenemos derecho a quejarnos. Yo vi que los políticos muinicipales no están acostumbrados a que nadie les chiste. A mí me recibieron muy mal y con gran arrogancia hasta que llevé a la tele y a los periódicos. Entonces todo cambió. Y sé que en este país, de momento, ésa es la única manera. Otros me dicen que los árboles no importan, que hay cosas más importantes que el ruido o el verde. Pero yo creo que hay que hacer lo que se puede y los árboles y el ruido y la contaminación y la destrucción del patrimonio, y la corrupción y las mafias no me parecen tonterías. Además, yo intento hacer cosas en otros terrenos, la memoria histórica, la Europa del Este, la educación, la situación de las mujeres, etc. Los que dicen: "Eso no es importante" no se van a Darfur, no hacen nada y se quedan tranquilos despreciándolo todo. Es un país de gente pasiva y resignada.