jueves, noviembre 20, 2008

Han condenado a muerte a un amigo

Hossein Derakhssan, blogger persa que vivía en Canadá y hasta hace poco en Londres y que me visitó a Barcelona hace dos años y se quedó unos días en mi casa. Seguíamos hablando de vez en cuando por el chat de gmail y no sé si fue en julio o agosto me dijo que pensaba volver a Irán en septiembre y hablamos de una posible visita. Y ahora, de pronto, me llega la noticia de su detención y condena a muerte por ser espía de Israel, y se dice que ha confesado. Seguramente ha sido torturado. Su link está en mi blog. Su blog recibía unas 200.000 visitas al mes. Cuando estvo en mi casa le entrevistó la BBC por teléfono y unos meses después me llamaron buscándole. Era colaborador de The Guardian, Brian Whitaker escribe sobre él.
Todo esto es una locura. Me parece tan irreal. No sé muy bien por dónde empezar mi campaña para evitar algo así.