lunes, julio 23, 2007

Nova resposta d'Imma Mayol

Foto: Mònica Casanovas, el ginjoler d'Arimón
Copio el mensaje que acabo de recibir de Imma Mayol. Seguimos sin saber el resultado de la negociación entre el ayuntamiento y el propietario. Lo que sí sabemos es que ahora, después de nuestra movilización y del eco mediático, Parcs i Jardins apoya que el árbol se quede donde está.
También nos anuncia un cambio de ordenanza para poder catalogar árboles particulares, mantenerlos donde estén (cuando se pueda) y poderlos proteger de la furia constructora. Podemos felicitarnos si con todo esto, que ha devorado nuestro tiempo y en mi caso, recrudecido mis dificultades económicas, hemos conseguido salvar algún que otro árbol de esta ciudad, tan limitada en patrimonio arbóreo de calidad.
Veremos si la negociación va más allá y nos conceden la plaza que estaba prevista en 1977. Sigue el mensaje (las negritas son mías):
Benvolgut,
Comparteixo el seu interès per salvar el ginjoler ubicat a la finca situada al carrer d’Arimon núm. 7. Com vostè sap, des del primer moment, els tècnics de Parcs i Jardins han estudiat el valor d’aquest arbre ja que, en estar dins d’una propietat privada, desconeixíem la seva vàlua i, malauradament, no està dintre dels arbres catalogats de la ciutat; fet aquest que serà esmenat en breu ja que hem obert un expedient per catalogar-lo.
És cert, també, que donat el port de l’arbre i la configuració morfològica del carrer, procedir al seu trasplantament entranya elevats riscos de no supervivència. És per aquest motiu que l’Ajuntament va iniciar converses amb els propietaris de la finca per tal d’arribar a un acord que permeti la supervivència d’aquest arbre singular.
Un dels objectius de Parcs i Jardins, en el qual ja fa temps que hi treballem, és tenir el mateix coneixement exhaustiu dels arbres situats en finques privades de la ciutat que tenim dels més de 150.000 arbres ubicats en llocs públics per tal de poder protegir-los. En aquest sentit, en breu iniciarem els tràmits per modificar les ordenances municipals perquè els arbres catalogats tinguin una conservació idònia i, sempre que es pugui, romanguin allà on són. A més, volem col·laborar amb els propietaris d’aquests arbres fent un informe anual de la situació de l’arbre i facilitar-los el tractament fitosanitari quan calgui.
Com pot veure, els nostres interessos són coincidents i desitjo i treballo perquè aquest ginjoler pugui quedar-se finalment on és.
Ben cordialment,
Imma Mayol Beltran
Presidenta Institut Municipal de Parcs i Jardins

5 comentarios:

e. dijo...

de todas formas, suena optimista la mayol. Sin dudas esto tiene que acabar como debe (además la mayol podría otorgarte un sueldo por el tiempo dedicado)

zbelnu dijo...

Ja ja, muy optimista te veo a ti... yo creí que la cosa se había calmado, pero esta tarde ha vuelto la agitación y me cae trabajazo, aparte del que ya tengo... no sé qué será de mí

el objeto a dijo...

bravo! no la había leído hasta hoy, no suena nada mal

frikosal dijo...

Toda mi simpatia por la causa de este arbol.

Sin animo de molestar, quisiera llamar la atencion sobre la existencia de otras ciudades donde cualquier tipo de resistencia civica es inutil y no hay ningun tipo de oposicion al gobierno municipal que pueda arropar iniciativas particulares.

Cerca de donde se supone que yo vivo,

http://frikosal.blogspot.com/2007/07/reflexiones-desde-la-ltima-curva-al.html

había una plaza con numerosas encinas centenarias, que (creo)podrían perfectamente ponerse al lado de este arbol. Han sido taladas para hacer una plaza dura con parquing, ignorando por completo las protestas de los vecinos.

Por no hablar del campo de golf, contra el que tantas veces nos manifestamos (en vano).

Ya quisiera yo tener a la Sra. Mayol aqui, por lo menos ella contesta, tal vez por miedo a la prensa, pero contesta.

zbelnu dijo...

Soy consciente de eso, Frikosal. Por esa razón no quise "politizar" esta batalla aceptando los ofrecimientos de la llamada "oposición" de derechas, primero porque sé que ellos, de estar en el poder, serían mucho peores, segundo, porque mi estómago no me lo permitiría, o mi higadillo. Sé que queda muy poco de la vieja izquierda, casi sólo las formas y de vez en cuando un político decente, a veces marginado por no ser mediocre ni tan ambicioso, como Rafael Ribó, pero al menos esas formas hacen que, con el apoyo de la prensa, quede alguna esperanza. Con los otros está todo perdido en el 90% de los casos... Y a mí, de mi pasado militante, me queda un poso ético...